Ola de robos en el barrio San Patricio: intentaron romper una puerta a patadas

Aseguran que los hechos delictivos ocurren cada vez con más frecuencia. Esta madrugada un grupo de delincuentes, que se movilizaban en cuatro motos, trató de entrar en una vivienda por la fuerza. La familia estaba dentro de la casa.

Por Redacción

miércoles 31 de julio, 2019

Vecinos del Barrio San Patricio denuncian que, en los últimos tiempos, se ha registrado un “notorio aumento” de hechos de inseguridad en la zona. El más reciente ocurrió esta madrugada, cuando un grupo de delincuentes que se movilizaban en cuatro motos intentó entrar en una vivienda por la fuerza, mientras la familia se encontraba dentro.

El hecho ocurrió alrededor de las 2.30. Por medio de un canal de comunicación vecinal, se advirtió de la presencia de distintos individuos que circulaban en cuatro motos por las calles del barrio. Una de las vecinas advirtió golpes afuera de su casa y, al principio, pensó que se trataba de piedras contra su ventana. Sin embargo, cuando el sonido se detuvo y los causantes huyeron del lugar, se pudo corroborar que su puerta de entrada tenía marcas de zapatos.

“Querían tirar la puerta a patadas, pero no pudieron porque el auto de la familia estaba estacionado muy cerca, así que no les dio el envión”, explicó Patricio, uno de los residentes de la zona, quien agregó: “Los delincuentes ya sabían que adentro se iban a encontrar con una familia y no les importó, eso es lo que nos preocupa”.

De acuerdo con sus palabras, la problemática está “generalizada en la zona sur”, por lo que se encuentran tomando distintas medidas para intentar protegerse a sí mismos frente a estos ataques. Entre ellas, se puso en funcionamiento un grupo de seguridad y se está gestionando para instalar alamas vecinales. “Conozco a alguien que tiene que poner la heladera contra la puerta, mientras que otro puso alarma y ahora va a comprar cámaras”, dijo.

A pesar de los reclamos que han elevado a la municipalidad, todavía no han obtenido respuestas favorables.  “Se ve muy poco patrullaje, se cargan muy pocos litros de combustible a patrulleros y no se modifica la cuadricula, a pesar de que aumentó la cantidad de población”, comentó el residente. Según añadió, la comisaría local intentó ofrecer soluciones, pero todo depende del Comando de Patrullas.

“Habría que tomar medidas concretas porque no se puede vivir así”, concluyó.

 

Comentarios