El partido más difícil de Franco

Franco Román tiene 20 años y sufre de sarcoma sinovial, un tipo muy raro de cáncer. Por la enfermedad, el año pasado se vio obligado a dejar el rugby, el deporte que lo apasiona y al que jugaba desde los 8 años. Este miércoles, el club Sporting organiza una cena para recaudar fondos para su tratamiento. También se reciben donaciones a la caja de ahorro familiar.

Por Redacción

martes 13 de agosto, 2019

Franco tiene 20 años y el 20 de diciembre cumple los 21. Por alguna razón, cuando habla Fabiana, su mamá, tiene un tono de voz distinto al que utilizó antes al contar sobre la enfermedad que sufre su hijo. “El 20 de diciembre cumple los 21”, dice, y esconde cierta esperanza y cierto orgullo detrás de eso.

Franco tiene 20 años, en diciembre cumple los 21 y desde los 8 juega al rugby. Sporting es el club que lo vio crecer y que hasta hoy en día lo acompaña. De chico, algo estaba mal en su tobillo, pero la causa se le atribuyó a un esguince o alguna lesión producida por el deporte. El dolor iba y volvía, iba y volvía, comenta su madre. Nunca se supo por qué. Hasta que sí.

Franco tiene 20 años, en diciembre cumple los 21, desde los 8 eligió jugar al rugby y ahora hace un año y medio que lo tuvo que abandonar. En 2018 lo operaron bajo el diagnóstico de un lipoma o un quiste ganglionar, pero eso no solucionó el problema. Le hicieron dos biopsias al tejido y no encontraron nada, hasta que un análisis inmunohistoquímico detectó la verdadera causa de su malestar.

Era un sarcoma sinovial, conocido por ser un tipo de cáncer poco frecuente que suele aparecer cerca de articulaciones grandes. Se lo derivó a Buenos Aires donde, tras una biopsia, descubrieron que al cáncer en el tobillo se le sumaba una metástasis pulmonar bilateral. “Se hizo la metástasis demasiado rápido, porque cuanto más joven sos, más rápido se multiplican las células”, comenta Fabiana.

La quimioterapia no funcionó. Fueron siete meses en los cuales el tumor siguió creciendo. Para descubrir cuál será la cura definitiva, la familia de Franco decidió estudiar su perfil genómico y ese estudio quedó a cargo de una clínica de Estados Unidos. La respuesta estará dentro de 25 días. “Esto recién empieza”, dice la madre. El partido recién empieza.

El tratamiento podría estar en Argentina, pero todavía no se sabe cuál será el tipo de quimioterapia que funcionará para Franco. Incluso es posible que la familia deba viajar a Estados Unidos para conseguirlo, pero todavía tienen esperanza de “si dios quiere” hallarlo en este país. Por eso, desde el club Sporting comenzaron una campaña para recaudar fondos ante este futuro incierto.

Este miércoles 14 a las 21 habrá una cena en la Villa Marista, a beneficio de la familia. “Todo lo recaudado en la cena es para empezar con el tratamiento de Franco”, explica la madre. “Todo sirve”, añade y repite.

“Todo el mundo está ayudando, estoy muy agradecida de lo que es Mar del Plata”, dice Fabiana, en referencia tanto a los amigos de su hijo como sus compañeros, empleados de comercio, quienes prepararon y donaron comida para el evento. “Todo sirve”.

Franco tiene 20 años, el 20 de diciembre cumple los 21 y mientras tanto espera. Espera que, ante de esa fecha, pueda encontrar por fin su tratamiento.

Para ayudar

 

Se puede colaborar comprando entradas para la cena organizada por el club Sporting pasando por el gimnasio ubicado en Larrea 2055. Otra forma es haciendo un donativo a la cuenta del padre de Franco, a través del Banco Provincia a la cuenta de Walter Omar Román,caja de ahorro 523124/8, sucursal 6106, CBU: 0140472603610652312489.

 

Comentarios