Elecciones 2019: “En Mar del Plata, la gente votó a lo nuevo”

El consultor político, Gustavo Córdoba analizó el impacto de las encuestas, las campañas y la definición de las PASO. Y explicó las posibles razones de los triunfos de Raverta y Montenegro en el plano local.

Por Redacción

martes 13 de agosto, 2019

El electorado ya dio su primer veredicto en las PASO. El oficialismo cayó en casi todos sus frentes y algunas de las encuestas erraron sus pronósticos. Si bien estas elecciones marcan cierta tendencia hay muchas aristas por analizar, de cara a las del 27 de octubre.

Por tal razón, se valora la opinión del consultor político Gustavo Córdoba, quien en diálogo con el programa “Hoy es mejor”, que se emite por Radio Mitre Mar del Plata (FM 103.7), hizo su análisis a nivel nacional, provincial y marplatense.

En relación a lo que “anticiparon” las encuestas, expresó que “algunas tienen un límite, que son las telefónicas, que pueden tener un acierto cada tanto, pero sirven más para analizar un contexto, que para hacer un pronóstico electoral. A nivel nacional hubo más encuestas que formaban más parte de la campaña que de la investigación de la opinión pública. La publicación de éstas no creo que genere un corrimiento en la intención de voto de la gente. La gente toma cada vez menos en cuenta a la encuesta como un factor determinante. Quizás 20 años atrás, cuando el panorama de información de consumo era mucho menor, la encuesta publicada tenía un mayor impacto. Con las “fake news”, las redes sociales, la diversidad y masificación de la información, la encuesta perdió peso. Sí es importante para la toma de decisiones estratégicas, para los medios, la política, la campaña, pero acotado. No hay que darle tampoco un valor más allá del que realmente tiene y a veces pasa que no todo lo que se investiga, se publica”. Y agregó que “toda la información que los medios tienen, dice que las encuestadoras se equivocaron. En nuestro caso, de toda la investigación que hacemos, llegará el 10% a la prensa”.

En relación al triunfo del Frente de Todos a nivel global, Córdoba subrayó que “hubo algo de voto vergüenza. Tuve acceso a varias encuestas que, 10 días antes, marcaban que Macri perdía por 15 puntos y no fueron publicadas en la prensa por temor ya que algunos manifestaban que estaba muy parejo. Hubo mucha prudencia en ese sentido y esa información no llegó a los medios”.

Sobre la repercusión y el “arrastre” que tuvieron estos resultados sobre la provincia de Buenos Aires, el consultor manifestó que “en el caso de Vidal hubo un elemento adicional: nosotros estábamos acostumbrados a ver en la prensa nacional, que era la que tenía mejor imagen del oficialismo, pero no teníamos idea de la verdadera imagen de Vidal en su distrito. Por eso empezamos a medir la provincia de Buenos Aires y notamos que tenía un nivel realmente alto, de casi un 60%, pero incluso tiene o tenía mucha mejor imagen fuera de la provincia que dentro de la misma. La gestión la ha desgastado de manera significativa. Por ejemplo, la extensión en el tiempo del conflicto docente ha generado un daño permanente en su imagen y eso tiene una traducción en el electorado. Eso y además su pertenencia a la debacle del sistema político nacional la entierra en un resultado excesivamente abultado para la característica del análisis previo”.

Ya enfocado en los resultados obtenidos en nuestra ciudad, subrayó que “muchas veces se dice que las campañas de boleta corta tienen la dificultad que, si no van acompañadas por un trabajo territorial muy extenso y muy pedagógico, tienen este tipo de errores y efectivamente ante tal cantidad de votantes como tiene Mar del Plata puede haber un diferencial muy importante”.

Sobre el triunfo de Guillermo Montengro en la interna de Juntos por el Cambio ante Vilma Baragiola, Córdoba argumentó: “Tuve dos encuestas de las que nos hicimos cargo públicamente. En la primera yo decía que Baragiola ganaba en las PASO, pero el nivel de conocimiento de Montenegro había aumentado. En la segunda, planteé que Montenegro había igualado la línea de Baragiola, y que la imagen negativa de esta había aumentado. Entonces me planteaba que las chances de victoria de Montenegro eran más amplias, pero no que ganara y me parece que el apoyo de la estructura provincial fue determinante en eso y además el marplatense votó lo nuevo de alguna manera porque (Fernanda) Raverta y Montengero son dos figuras sin demasiada trayectoria en competencias electorales y lo obtenido por (Gustavo) Pulti es realmente alto y lo deja en competencia”.

Por último, sobre la posibilidad de sumar o restar electores pro parte de las fuerzas que se adelantaron sobre el resto, el consultor destacó que “a nivel local, la polarización no existió, sino no estaríamos hablando de un candidato como Pulti con casi 20 puntos. Generalmente las Primarias cuando hay alta competitividad electoral es muy difícil que repita el mismo escenario porque se reconfigura el electorado. Por tanto, no estoy 100% seguro que los votos de Baragiola vayan íntegramente a Montenegro. ¿Cuál sería la segunda mejor opción del votante de Baragiola? ¿Raverta o Montenegro? Entonces hay un escenario de competencia abierto. Por eso digo que en este contexto no hay que dar por sentado nada, las campañas tienen impacto y empiezan a importar más los errores que los aciertos”.

Comentarios