Está internada con el 80% del cuerpo quemado: investigan al novio

El padre de la joven de 22 años asegura que ella era víctima de violencia de su pareja. Su madre cree que se trató de un intento de suicidio.

Por Redacción

miércoles 21 de agosto, 2019

Una joven de 22 años permanecía este miércoles internada en grave estado, con el 80% del cuerpo quemado. Y la Policía investiga si las lesiones se las causó su pareja.

El incidente que terminó con Micaela Cancelo seriamente herida ocurrió en una vivienda situada al 200 de la calle Posadas, en Ezeiza, provincia de Buenos Aires. Allí vive la joven junto a Matías Adolfo Rivas (21), y la hija de ambos, de tres años.

La Justicia todavía no tomó ninguna medida en relación a la pareja de la joven. Fuentes policiales informaron a Clarín que la carátula de la causa es "averiguación de ilícito" y que "la fiscalía actuante hasta el momento no adoptó temperamento alguno para con Matías Rivas".

De acuerdo a la denuncia inicial de Rivas ante la Policía, Micaela se roció con combustible y se prendió fuego a sí misma. La chica fue trasladada de urgencia por el hombre al Hospital Eurnekian de Ezeiza, donde ingresó con el 80% del cuerpo quemado. Quedó en el sector de terapia intensiva.

Según lo informado a Clarín, la Policía tomó conocimiento del hecho a través de un posteo en Facebook, donde una vecina de La Unión contaba que Micaela había sufrido quemaduras en su cuerpo y solicitaba colaboración para que la trasladaran hacia algún hospital o clínica de quemados.

Finalmente, Micaela fue derivada al Hospital del Quemados, en el barrio porteño de Caballito, donde permanece internada.

La Policía se entrevistó con Rivas, quien manifestó que por razones que desconoce Micaela se había rociado con tiner el cuerpo y con un encendedor lo prendió fuego, provocándose quemaduras corporales a la altura del pecho y rostro.

La investigación quedó a cargo de la fiscal de Violencia de Género de Lomas de Zamora, María Lorena González, que aguardaba el resultado de diversas diligencias para establecer lo sucedido y si Rivas tuvo o no alguna responsabilidad en el hecho.

En declaraciones testimoniales, la mamá de la chica, Irene Torres (43), dijo que había recibido un mensaje de la cuñada de Micaela que decía: “Vení para el hospital que Micaela se prendió fuego".

Al llegar al Hospital de Ezeiza, Irene se encontró con su padre, Norberto Torres (72), abuelo de Micaela, quien vive en el fondo de la casa de su nieta. El hombre le contó que minutos antes del grave incidente, la chica había estado discutiendo con su pareja.

Según lo que declaró ante la fiscalía Irene, ella cree que su hija intentó suicidarse porque Matías habría querido dejarla, ya que en otras oportunidades su hija le manifestó que si él la dejaban ella se mataría.

En la mañana de este miércoles, el padre de la joven, Eduardo, contó al canal Todo Noticias que su hija y la pareja se peleaban, que ella era "víctima de violencia de género" y que el joven es "muy nervioso y agresivo".

"Mi hija era víctima de violencia de género, fue atacada en varias ocasiones. Incluso, los vecinos escucharon sus gritos esa misma noche [la del lunes]. Sin embargo, el novio dice que ella se quemó sola. Ella va a poder decir toda la verdad cuando despierte", agregó el hombre.

Finalmente, el padre de Micaela pidió justicia para su hija y dijo que por ahora lo único que espera es que se recupere, ya que su estado de salud es grave debido a que tiene "quemaduras de primer grado y sus vías respiratorias están comprometidas".

Fuente: Clarín

Comentarios