Gruta de Lourdes: “Hay que ir pensando la posibilidad que el Hogar no abra más”

El histórico establecimiento de Enfermos Crónicos recibió una tarifa superior a los $163 mil entre luz, agua y gas, que se vuelve imposible para los pocos ingresos que tiene. La Hermana Silvia dialogó con El Marplatense y aseguró que corre riesgo la continuidad del lugar.

Por Redacción

viernes 23 de agosto, 2019

“No ya, pero hay que ir pensándolo”, le dijo la Hermana Silvia a El Marplatense al dialogar sobre las altas tarifas que deberían pagar hoy. Las fuertes subas por los servicios de gas, agua y luz que debe afrontar en los últimos meses, pone en jaque la continuidad del histórico Hogar de Enfermos Crónicos Nuestra Señora de Lourdes. Hoy, las hermanas Miriam Medina y Silvia Rivas, a cargo del funcionamiento del lugar que alberga a 60 enfermos crónicos de 22 a 103 años, tendrían que pagar $163.931,20 en razón de servicios esenciales, conformados por las boletas de luz, gas y agua que llegaron en los últimos días.

Ya no nos sorprende, pero asusta el incremento de lo que nos está llegando. En junio pagamos 64 mil pesos y ahora son 122 mil. Hoy es la fecha de pago y tenemos de luz 42.300, y se nos complica. Ya no sabemos cómo seguir. Sé que la situación es difícil para todo el país, pero con este tipo de boletas se nos complica más todavía porque es una institución sin fines de lucro y cuesta juntar la plata”, contó resignada Silvia.

En cuanto a cómo venían afrontando el pago de servicios, confió que “cobramos una cuota a los internos, pero no son todos los que pagan. Incluso han dejado a familiares y nunca han venido a visitarlos y menos a pagar. De lo contrario no tendríamos dinero para pagar al personal y los servicios. En el Hogar tenemos entre 35 y 38 personas trabajando en los tres turnos. En sus inicios no cobraba nadie, algo que hoy no se puede porque no tenemos otra forma de afrontar los gastos de cocina, lavandería y demás”.

“Hoy no lo podemos pagar y hay que ir pensando la posibilidad que el Hogar no abra más”, lamentó la Hermana Silvia, quien aclaró que “no se puede hacer frente al aumento de tarifas y de salarios en una institución tan grande, sin ningún subsidio ni ayuda. Si esto continúa no tenemos otro camino que cerrarlo. Es lamentable pensarlo. Acá nadie del Gobierno Nacional, Provincial o Municipal se acercó, pero dialogamos con Defensa de Consumidor para activar las medidas necesarias para darnos un apoyo y paliar esta situación”.

Comentarios