La ANMAT prohibió la venta de un aceite de oliva

La medida, que se publicó este miércoles en el Boletín Oficial, se adoptó tras verificar que se trataba de unidades falsificadas.

Por Redacción

miércoles 28 de agosto, 2019

La Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) prohibió la comercialización de un aceite de oliva y de una solución fisiológica esterilizada.

En el primer caso, la medida está plasmada en disposición 6890/2019, que se publicó en el Boletín Oficial de este miércoles, y se refiere al producto cuyo rótulo indica: “‘Aceite de oliva’, extra virgen, calidad premium, marca: Oliva gh, Mendoza- Argentina, calidad de exportación, primera prensada en frío, RNE N° 02-034.489, RNPA N° 02-563.794″.

“El producto ofrecido infringe el artículo 3° de la Ley 18284, el artículo 3° del Anexo II del Decreto 2126/71 y los artículos 6 bis, 13, 155 y 535 del CAA, por carecer de autorizaciones de establecimiento y de producto, resultando estar falsamente rotulado al consignar en sus rótulo registro pertenecientes a otro producto, no cumplir con las características físico-químicas para aceite de oliva del producto, resultando ser en consecuencia un producto ilegal”, indicó la ANMAT.

Y agregó: “Por tratarse de productos que no pueden ser identificados en forma fehaciente y clara como producidos, elaborados y/o fraccionados en un establecimiento determinado, no podrán ser elaborados en ninguna parte del país, ni comercializados ni expendidos en el territorio de la República de acuerdo a lo normado por el Artículo 9° de la Ley 18284″.

Por otra parte, mediante la disposición 6891/2019, el organismo prohibió el uso, la comercialización y distribución del producto rotulado como: “Solución fisiológica esterilizada FNA VI Ed Drosa por 100 cc, administrar por vía nasal, no usar por vía inyectable, lote 001-8 y vencimiento 05/20, elaborado por Dasipa Ind. y Com. SRL, Distribuido por San Antonio Group SRL”.

La medida se adoptó tras verificar que se trataba de unidades falsificadas. En consecuencia, la Dirección de Vigilancia de Productos para la Salud (DVS) consideró que “toda vez que se trata de un producto respecto del cual se desconoce el efectivo origen, condiciones de elaboración y contenido, el mismo resulta peligroso para la salud de los pacientes a los que se administre, no pudiendo garantizarse su calidad, seguridad y eficacia” y recomendó prohibir su venta “a fin de proteger a eventuales adquirentes y usuarios del medicamento involucrado”.

Fuente: Infobae

Comentarios