El primer superclásico después de Madrid

Boca y River volverán a enfrentarse este domingo desde las 17 en el estadio Monumental, luego de aquella final de la Copa Libertadores en la que el “Millonario” se impuso en el Santiago Bernabéu el 8 de diciembre de 2018.

Por Redacción

domingo 1 de septiembre, 2019

La edición 202 por campeonatos de AFA se jugará este domingo desde las 17 en el Monumental, mismo escenario que no pudo albergar la revancha de la definición copera por la agresión contra el micro de los jugadores de Boca en las inmediaciones del estadio el 24 de noviembre del año pasado.

Hoy comenzará la era “pos-Madrid” en la historia del superclásico, que el próximo mes tendrá dos nuevos capítulos por las semifinales de la Libertadores en curso.

El 8 de diciembre de 2018 no fue una fecha más, bien podría considerarse un salto en la línea histórica del superclásico por la coronación continental de River frente a su máximo rival en un templo del fútbol mundial como la cancha de Real Madrid.

El 3-1 del “Millonario” en el superclásico más importante de todos los tiempos, al menos hasta hoy, erosionó la supremacía que Boca ejerce en el historial del fútbol argentino con un acumulado 74 victorias, 65 derrotas y 62 empates en 201 enfrentamientos.

La magnitud del impacto que tuvo aquella final en uno y otro equipo puede medirse en la renovación casi completa que encaró Boca a poco más de seis meses. Por caso, siete de los titulares “xeneizes” en el Bernabéu ya no están en el club: Lisandro Magallán, los uruguayos Lucas Olaza y Nahitan Nández; el colombiano Wilmar Barrios, Pablo Pérez, Cristian Pavón y Darío Benedetto.

En el probable equipo que presentará hoy sólo repetirían el arquero Esteban Andrada, Julio Buffarini, el colombiano Sebastián Villa y Carlos Tevez.

Las formaciones de ambos serán una incógnita hasta los instantes previos al inicio del superclásico debido al desgaste de sus planteles tras una semana en la que ambos firmaron su respectiva clasificación a las semifinales de la Libertadores 2019.

En la revancha con Liga Deportiva Universitaria de Quito, Boca perdió por lesión a Eduardo Salvio y Ramón “Wanchope” Ábila, quienes se sumaron a Mauro Zárate, lastimado en el juego de ida en Ecuador.

El “Xeneize” quedó son su estructura ofensiva muy resentida, por lo que su entrenador Gustavo Alfaro deberá definir si Franco Soldano o el venezolano Jan Hurtado, dos de los refuerzos del último mercado, acompañarán a Carlos Tevez en la línea de fuego.

Además, el superclásico de hoy en el Monumental podría ser la primera gran exigencia para el mediocampista italiano Daniele De Rossi (36 años), que pelea un lugar junto con el cordobés Emanuel Reynoso.

Otro puesto a definir es el lateral derecho de la defensa, en el que Buffarini aspira a recuperar la titularidad en reemplazo del juvenil Marcelo Weigandt.

En River el panorama presenta el mismo nivel de incertidumbre. La intensidad de la revancha ante Cerro Porteño de Paraguay, el pasado jueves en Asunción, hizo que Marcelo Gallardo espere hasta mañana mismo para definir el equipo.

El mediocampista Ignacio Fernández, con una contractura en el isquiotibial izquierdo, fue convocado por el entrenador y estará disponible, al igual que otros “tocados” en lo físico como el delantero Matías Suárez (fatiga muscular en la pierna derecha) y Cristian Ferreira (fuerte traumatismo en el tobillo derecho).

Por su parte, el mendocino Enzo Pérez regresará al once inicial después de perderse la revancha en Paraguay por una suspensión y en la defensa el paraguayo Robert Rojas o el chileno Paulo Díaz ocuparán el lugar de Javier Pinola, expulsado la fecha anterior en la derrota con Talleres de Córdoba.

Boca llega al superclásico en la punta de la Superliga con diez unidades y River (7) con la expectativa de alcanzarlo en caso de una victoria.

La fiesta en el Monumental tendrá como aperitivo el partido de la Reserva desde las 14 y estará controlada por unos 1.000 agentes de la Policía de la Ciudad, que montarán un operativo desde las 9.

Comentarios