Pedido de emergencia alimentaria: “Es inhumano hambrear al pueblo”

Desde la CGT exigieron a la Gobernadora que tome acciones para ayudar a “las clases más postergadas”, que comprende a los jubilados, beneficiarios de la AUH y de los planes sociales.

Por Redacción

jueves 5 de septiembre, 2019

Con el título de “Mar del Plata y Batán no aguantan más”, se expresó hace más de un año nuestra población en una marcha multitudinaria y multisectorial convocada por la CGT Regional. Ahora, con la lectura de un documento y una conferencia de prensa, desde la entidad exigieron a la Gobernadora que se declare la emergencia alimentaria.

“El documento que leímos es duro pero refleja cuál es la situación actual. Es inhumano hambrear al pueblo. Nos dirigimos a la Gobernadora Vidal por parte de la CGT regional que declare la emergencia alimentaria. La situación es muy compleja, venimos con este tema desde junio de 2018, se fue agravando y vemos gravísimos problemas alimentarios en la población de Mar del Plata y Batán. No puede ser que un chico en comedores escolares esté almorzando por 27 pesos, problemas sanitarios, hay que atender estas dificultades”, sentenció en diálogo con los medios Miguel Guglielmotti, titular de la CGT a nivel local.

En este sentido, el referente de la central obrera destacó que los sectores más afectados son “los jubilados de la mínima que no recibieron beneficios, las auh y los planes sociales que cobran los compañeros que desarrollan actividades cooperativas”.

Por su parte, Patricio Becherini, delegado de los empleados de PAMI, aseveró que “los jubilados se van a dormir temprano porque comen una vez por día y se calefaccionan con Salamandra” por la dura situación que viven.

“Les retiraron los medicamentos. En algunos casos sacan créditos para pagar los medicamentos, solo el 31% puede cumplir con la totalidad de los medicamentos. Pasan frío porque no pueden pagar el gas. La prioridad es que tengan un sueldo digno, que corresponda para que conserven su dignidad. El Pami no tendría que dar alimentos como está dando, el país debería darle sueldo digno a los que trabajaron toda su vida y constituyeron este país, no castigarlos”, añadió Becherini.

Por último, Alberto Muñoz, referente de los ladrilleros, apuntó que hay 250 comedores barriales que llevan adelante organizaciones sociales, con 15 o 20 mil personas todos los días. “Hay listas de espera de gente que se le caen los trabajos, las changas, y piden ir a comer a los barrios. Se acelera a pasos agigantados. Es un llamado de atención para la Gobernadora, que puede reasignar partidas y anunciar la emergencia ya. Llegamos a niveles de tragedia social”, concluyó.

Comentarios