Informe

Educación: los docentes, la tecnología y el desafío de los límites

Las relaciones entre el alumno y el profesor se han modificado con el paso de los años, generando un permanente desafío en los docentes quienes deben adaptarse a nuevas formas de enseñanza, buscando un equilibrio para poder mantener la disciplina en un clima de confianza claro y consistente.

Por Redacción

domingo 8 de septiembre, 2019

Por Hernán Ituarte

Con los años la sociedad ha ido cambiando en distintos aspectos, en ocasiones para mejor y en otras para peor. La educación no escapa a esto, sobre todo si tenemos en cuenta la relación entre docentes y alumnos, la cual se ha ido modificando año a año.

Demás esta resaltar la importancia de los docentes, teniendo en cuenta que con ellos aprendemos sobre nuestra historia, nos enseñan sobre el presente en el que vivimos y nos brindan las herramientas, para afrontar preparados el futuro.

En épocas anteriores, muchos maestros ejercían una mayor autoridad, desde una marcada distancia, hoy los docentes son mas permisivos, con una relación mas cercana a los alumnos, facilitando la confianza para dudar y preguntar .

“Actualmente estamos mucho mejor, hoy día los docentes nos tenemos que ganar el respeto de los alumnos, contrariamente a lo que pasaba años atrás, donde la sola “chapa” de profesor, nos ponía en un pedestal que hacía que el estudiante estuviera obligado a respetarte, aunque no te merecieras ese respeto”, señaló el Licenciado Sebastián Puglisi, profesor en Ciencias de la Educación, en diálogo con El Marplatense.

Debe existir un equilibrio, que sin dudas es un desafío constante, para poder mantener la disciplina en un clima de confianza claro y consistente, con los fines propios de la educación,”hoy el estudiante tiene que percibir la presencia del docente y que el docente lo respeta como pretende que lo respeten”, afirmó Puglisi.

“El docente comprometido logra ese respeto, que algunos hoy no logran, ya que muchos docentes, siguen pensando que la única manera de que los respeten, es a través del miedo, de la sanción, algo que atrasa al menos 20 años”.

Por otro lado, el avance de la tecnología, la sobreestimulación de los chicos, que desde muy pequeños acceden a la misma, los videojuegos, son factores que marcan un cambio significativo, “sin dudas que la tecnología influye en el vínculo y el trato con el otro. Sin embargo, es muy importante utilizar esa tecnología como herramienta, para no quedarnos fuera del mundo, y porque los chicos ya la tienen incorporada en su vida cotidiana”, aseguró Puglisi.

Conectivismo, educación a distancia y educación mixta son distintas maneras de estudiar, por tanto, distintas maneras de enseñar y distintos roles docentes, “hoy que un profesor se niegue al uso de la tecnología y una suma en el conocimiento, habla de una necedad absoluta, porque los estudiantes saben muchas cosas y cada vez saben mas a la hora de ir a la escuela”, subrayó Puglisi.

Definitivamente el paso de los años ha generado cambios significativos en la educación y en la interacción de los docentes con los alumnos, pero también las familias y la relación con los padres se encuentran involucrados en el proceso, “tenemos que desempolvar los viejos contratos fundacionales, donde decíamos nosotros desde la escuela y ustedes papás, desde la casa”,afirmó Puglisi.

“Lo mejor que le puede pasar a un chico es que venga con una formación desde la casa y que nosotros mejoremos esa formación desde lo académico. Pero los docentes también tenemos que inculcar valores. La ley de educación es clara, la escuela es el espacio de formación y de complemento de la familia”.

El problema no radica exclusivamente en los colegios, sino que la formación inicial y el respeto hacia los demás, se enseña en casa. Los padres son los responsables de la educación de sus hijos y los docentes deben estar preparados para optimizar ese proceso.

“Si en la familia hay valores que no se acuerdan, que no se respetan, nosotros en la escuela lo tenemos que hacer. Si el único límite que tiene el chico en su casa es el sopapo, tenemos que explicarle que en la escuela no se pega ni se insulta y ese límite lo sigue poniendo el maestro, lo sigue teniendo el docente”, destaca Puglisi.

“Estamos en un momento muy complejo del vínculo familia y escuela. En la medida en que no comprendamos que la familia y la escuela están tirando juntas del mismo carro, estamos equivocando la cuestión”, sostuvo el licenciado en educación  y agregó que “en esto la escuela tiene un largo camino por recorrer con las familias, convocándolas, mas allá de que a muchos les cueste participar”.

Los cambios de la sociedad actual son rápidos y profundos y muchas veces, no estamos preparados para la adaptación necesaria, “la dificultad de buena parte de lo que nos pasa está en los centros de formación. Pueden cambiar las leyes de educación, las reglamentaciones, los decretos, pero si los docentes no cambiamos nuestras prácticas, nada va a cambiar en la escuela”, aseguró Puglisi.

Existe un objetivo común, que es la educación nuestros niños y jóvenes. Por este motivo es indispensable el entendimiento desde el respeto y la cercanía, porque el éxito escolar es una tarea de todos.

“Si seguimos haciendo lo mismo que hace 30 años, no podemos pretender que pasen cosas distintas. Nosotros debemos cambiar nuestras prácticas, las familias tienen que acercase a la escuela, los alumnos cumplir con la tarea de estudiantes, contando con  los docentes como motivadores, hoy es la única salida que tenemos”, destacó el licenciado Sebastián Puglisi.

Comentarios