Es falso el tuit que relaciona el voto a Cambiemos con las provincias con menos empleo público

Según la publicación viral, Juntos por el Cambio sacó más votos que el Frente de Todos en la Ciudad de Buenos Aires y Córdoba, porque tienen el porcentaje de trabajo estatal más bajo del país. Sin embargo, si este indicador se mide en forma correcta, dichas jurisdicciones no son las que tienen el porcentaje de empleo público más bajo del país.

Por Redacción

domingo 8 de septiembre, 2019

Por Reverso

Desde el 26 de agosto último circula en Twitter una publicación viral en la que se sostiene que, en las elecciones Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) del 11 de agosto, Juntos por el Cambio sacó más votos que el Frente de Todos en Córdoba y en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires porque ambos distritos tienen la tasa de empleo público más baja del país. Sin embargo, el tuit es falso: dichas jurisdicciones no son las que tienen el porcentaje de trabajo estatal más bajo del país. Además, dos politólogos indicaron que en las provincias donde el Estado tiene mayor peso como empleador el oficialismo siempre es fuerte, pero no es necesariamente peronista.

La publicación viral superó los 1.100 retuits y 2.800 “Me gusta”. El tuit tiene un texto que dice: “Cambiemos ganó en dos provincias, adivinen en cuáles”, y está acompañado por una imagen con una tabla donde aparece la Ciudad Autónoma de Buenos Aires con el porcentaje más bajo de empleo público (23%), seguida por Córdoba (29%), Santa Fe (31%), la Provincia de Buenos Aires (32%) y Chubut (38%). En el otro extremo aparecen Catamarca y Formosa (69%), seguidas por La Rioja (67%) y Jujuy (62%).

Empleo público, medido de forma incorrecta

El Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento (Cippec) publicó en 2015 un estudio que calcula el empleo público sobre el empleo total (la suma del público, privado formal y privado informal). En él, la Provincia de Buenos Aires es la que encabeza la tabla con menos cantidad de empleados estatales, no la Ciudad de Buenos Aires, como dice el tuit.

Pese a que la Provincia de Buenos Aires es el distrito con menor empleo público del país, Juntos por el Cambio sacó un 30,77% y perdió por casi 22 puntos contra el Frente de Todos (52,61%) en la categoría Presidente, según el escrutinio definitivo.

Reverso se comunicó con el autor del tuit, quien explicó que él mismo sacó los porcentajes a partir de información que extrajo de una nota del Diario Norte de mayo de 2017. En este artículo, a su vez, se detalla la situación del empleo público y privado en Chaco utilizando un cuadro de otra nota periodística del diario La Nación, de abril de 2017, sobre la base de un informe del Ministerio de Trabajo de la Nación de ese mismo año.

Sin embargo, ese informe oficial sólo cuenta la cantidad de empleados públicos en relación con la cantidad de empleados privados registrados. De esta manera, no se toma para la comparación los empleados estatales y privados informales (es decir, aquellos que no relacionan aportes jubilatorios, no facturan o realizan changas).

“En todo el mundo el empleo público se mide como una porción del empleo total, que incluye al estatal y al privado, ya sea formal o informal”, explicó a este medio Daniel Schteingart, doctor en Sociología de la Universidad Nacional de San Martín (UNSAM). De esta forma se calcula el empleo público en el informe de Cippec ya citado.

El autor del tuit admitió que en su operación matemática tomó sólo los empleos formales registrados. “Obviamente, si uno empieza a sumar empleos informales y otros, la cosa no queda así”, reconoció.

Oficialismos fuertes

Carlos Gervasoni, politólogo y profesor de la Universidad Torcuato Di Tella, dijo a Reverso que “el empleo público, que es nacional, provincial, municipal y/o universitario, es más bajo en la Capital Federal y Córdoba” que en otras provincias, y esto se puede verificar con el Censo 2010. Pero señaló que entre esos puestos también figura Santa Fe (tercero en menor porcentaje de trabajo estatal en el informe del Cippec), “donde acaba de ganar el peronismo, que ya había gobernado anteriormente” en varios períodos.

Además, en Santa Fe, el Frente de Todos, que integra el Partido Justicialista (PJ), sacó el 42,7% contra el 33% de Juntos por el Cambio para la categoría presidencial, resultado que también contradice la insinuación del tuit viral.

Después de Santa Fe, en el cálculo de Cippec figura Tucumán, como cuarta provincia con menor cantidad de empleo estatal. Allí, el Frente de Todos sacó en las PASO el 58% de los votos contra el 24% de Juntos por el Cambio, es decir una diferencia de 34 puntos porcentuales para la categoría presidente y vice.

Gervasoni, especialista en estudios sobre la democracia, el federalismo y la política subnacional, sostuvo que en la Provincia de Buenos Aires (primero en el informe de Cippec), excepto en el actual período, con María Eugenia Vidal como gobernadora (Cambiemos), las administraciones han sido mayormente peronistas.

“En Formosa, La Rioja o Santa Cruz, donde el peso del empleo público es enorme, los peronistas ganan por mucho margen. Pero también ocurre en distritos no gobernados por el peronismo [que tienen empleo estatal importante]. Un caso es Santiago del Estero, donde gobierna el Frente Cívico, que creó Gerardo Zamora, y que gana con mayorías aún más amplias que las del juarismo [N. de R.: Carlos Juárez era peronista]”, aseveró.

El politólogo e investigador del Conicet Marcos Novaro coincidió con Gervasoni en que “hay una relación entre competencia electoral y peso del empleo público”, de modo que el partido y la coalición de gobierno tiene más fortaleza electoral que la oposición, tanto para las categorías nacionales como provinciales o municipales.

En este sentido, dijo a Reverso: “Hay provincias con empleo público alto que son prácticamente sultanatos y provincias más pluralistas, en las que justamente el Estado no es un gran empleador y, por lo tanto, la oposición es más competitiva”.

Novaro señaló que en distritos como “Santa Fe, Mendoza o Córdoba hay alternancia”, porque “a veces gana el peronismo y a veces no”, y que “en provincias donde la alternancia es menor, el peronismo es generalmente la fuerza política hegemónica”, aunque hay otros casos de oficialismos no peronistas que son predominantes, como Santiago del Estero, Corrientes o Misiones, provincias gobernadas por coaliciones de origen radical.

Comentarios