Más de 500 litros de alcohol secuestrados por venta fuera de horario

El Departamento ReBA, perteneciente a la Secretaría de Inspección General, decomisó esa cantidad de siete comercios en tareas desarrolladas durante los últimos 15 días por transgredir Ordenanzas Municipales.

Por Redacción

miércoles 11 de septiembre, 2019

Entre las tareas desarrolladas por el Departamento ReBA, que pertence a la Secretaría de Inspección General, está el control de la venta de bebidas con alcohol fuera de horario y el cierre de barras en los corredores nocturnos. Los procedimientos resaltados fueron por venta de bebidas, contando con el apoyo de personal policial de diversas jurisdicciones, los que arrojaron como resultado clausuras labrándose las Actas de Alcohol por infringir Leyes Provinciales (Ley Nº13178, Ley Nº14050) y Actas de Comercio por transgredir Ordenanzas Municipales.

Junto a personal de la comisaría 6ta, dando respuesta a varias denuncias realizadas en dicha jurisdicción por disturbios en la vía pública de clientes del establecimiento, se concurrió al local ubicado en la calle Fermín Herrera (ex 228) y 3 de Febrero, y al ingresar se constató que el comercio desarrollaba actividad como bar sin contar con la documentación para tal fin, procediendo a la clausura del lugar y al secuestro de las bebidas.

En horario nocturno, en jurisdicción de la comisaría 12da, se procedió a la clausura de una despensa que vendía bebidas con alcohol infringiendo la ley 14050 (horario permitido) en Termas de Río Hondo al 2700, también se constató la venta sin exhibir la documentación para el desarrollo de la actividad, realizando el secuestro de las bebidas.

Con personal de la comisaría 5ta, se constato local con atención por ventanilla, el cual exhibía certificado de habilitación y licencia para comercializar bebidas alcohólicas, violando también la Ley 14050, donde se clausuró el lugar. Al igual que en Mario Bravo al 1800, pero con secuestro de bebidas.

En conjunto con comisaría 8va de la ciudad de Batán, ReBA procedió a la clausura de una fiesta clandestina, informados por intermedio de publicidad donde se promocionaba un festejo denominado “Flour”, se concurrió al establecimiento constatando que no contaba con documentación o autorización para el desarrollo de la misma y no reunía condiciones de seguridad, por lo cual se procedió a la clausura del establecimiento.

En una inspección de rutina en Dellepiane al 1700, se controló un autoservicio que desarrollaba actividad comercial en el rubro venta de bebidas por mayor y menor sin contar con la habilitación correspondiente por lo cual se procedió a la clausura del lugar y al secuestro de las bebidas alcohólicas. Y similar situación en una despensa ubicada en la calle Mario Bravo y Lanzilota, que además desarrollaba actividad comercial sin contar con habilitación Municipal ni licencia para comercializar bebidas con alcohol.

Comentarios