Bolivia: ya hay más de dos millones de hectáreas afectadas por los incendios

Así lo aseguraron desde el gobierno local, con apoyo de distintas organizaciones ambientales. Un experto colombiano que colabora con las autoridades consideró que “la única solución vendrá del cielo”.

Por Redacción

sábado 14 de septiembre, 2019

El gobierno de Santa Cruz de la Sierra y distintas organizaciones medioambientales aseguraron que las hectáreas afectadas por los incendios en Bolivia ya estarían por encima de los dos millones. Grupos ambientalistas y dirigentes reclamaron al Ejecutivo boliviano que reconozca la situación de desastre nacional.

El experto colombiano Carlos Sarmiento, quien colabora con las autoridades nacionales, consideró que la única solución “vendrá del cielo” y lo único que se puede hacer es “esperar una fuerte lluvia, mientras el fuego avanza”, según comunicó la agencia EFE.

Sarmiento, especialista en control de fuego, es residente en Bolivia hace dos décadas y  ha comandado emergencias de la misma naturaleza en su país. Para él, el daño que el incendio dejó en la zona de la Chiquitania boliviana, una región de transición entre el Chaco y la Amazonía, “no se puede cuantificar” aún.

Este experto relató que fue testigo en sobrevuelos casi a diario de cómo las líneas de calor vivo pueden superar los 10 o 15 kilómetros de longitud “o más”. Sarmiento subrayó que el “verdadero daño ecológico” se está produciendo por incendios en bosques cerca de áreas protegidas.

La estrategia contra el avance de las llamas puso como prioridad la protección de las comunidades, donde la consigna es “trasladar gente” o brigadistas para evitar que el fuego consuma cultivos y afecte viviendas, mencionó. Este mismo recurso “ya no” es una opción para los incendios en pleno bosque, en el que hay árboles hasta de cuarenta metros, y además “no hay por dónde” entren los integrantes de las fuerzas de reacción, “ni por dónde sacarlos”.

El origen de esta emergencia para Sarmiento son las quemas que se realizan en áreas rurales para habilitar suelos para el uso agrícola y ganadero, que salieron de control.

Comentarios