Detuvieron en Brasil a Daniel Puccio, miembro del clan criminal que dominó los 80’s

Fue atrapado a bordo de un ómnibus con un documento falso en Itu, cerca de San Pablo, en el marco de un operativo antidrogas. Había sido condenado a 13 años de prisión por secuestrar y asesinar empresarios, pero nunca cumplió la condena por la prescripción de la causa.

Por Redacción

martes 17 de septiembre, 2019

Daniel Arquímedes Puccio Calvo, uno de los integrantes del clan que secuestró y mató a varios empresarios durante la década del ’80, fue detenido en hoy Brasil a bordo de un ómnibus, en Itu. Tenía un documento falso en su poder.

Según informó el diario brasilero O’Globo, el hombre viajaba hacia San Pablo, junto a otros 14 pasajeros. Fue detenido en el marco de un operativo antidrogas.  Cuando se le pidió la identificación, los efectivos constataron cierto nerviosismo en Puccio. Luego notaron que la fotografía no coincidía con la registrada en el sistema.

Como informaron los efectivos, el hombre explicó que se dirigía a una vivienda que había comprado en San Pablo, para quedarse a vivir en el país. Tras ser llevado a una comisaría, las autoridades verificaron que no había un pedido internacional de captura contra “Maguila”, por lo que le aplicaron una multa y le dieron un plazo de 60 días para regularizar su permanencia en el país.

Según recopiló Clarín, “Maguila” –como llaman a Daniel desde chico– hoy tiene 58 años y, gracias a que logró esconderse durante más de una década, pudo eludir la condena de 13 años que le habían impuesto por el secuestro de Nélida Bollini de Prado, la única sobreviviente de los cuatro empresarios que fueron secuestrados por el clan. La pena prescribió porque transcurrió más tiempo sin que lo encontraran que el máximo previsto para el delito que le imputaron (secuestro, 15 años).

La extinción oficial de la condena fue declarada el 29 de agosto de 2011 por el juzgado de Instrucción N° 49, a cargo de Facundo Cubas. La pena se la habían impuesto a “Maguila” Puccio en marzo de 1998, por su rol en lo que sería el último secuestro del clan.

Daniel Arquímedes Puccio fue detenido en 1985 y pasó dos años en la cárcel, pero su causa tardó tanto en definirse que el 1° de febrero de 1988 fue dejado en libertad por el tiempo transcurrido sin recibir sentencia.

En 1998 lo condenaron a 13 años y desapareció. Su padre y su hermano Alejandro, en cambio, recibieron perpetua y estuvieron presos largos años, aunque ambos murieron en libertad.

Comentarios