Preocupación por diversos problemas en las bibliotecas municipales

El concejal Balut Tarifa Arenas presentó un pedido de informes. “El estado de situación de las bibliotecas públicas municipales dista de ser el deseable”, denunció.

Por Redacción

martes 17 de septiembre, 2019

Por Carlos Walker

El concejal de Unidad Ciudadana, Balut Tarifa Arenas, presentó un pedido de informes para que el Ejecutivo local brinde explicaciones sobre diversos problemas en las bibliotecas públicas municipales en el distrito de General Pueyrredon.

En el expediente, el edil denunció que “el estado de situación de las bibliotecas integrantes del sistema de bibliotecas públicas municipal dista de ser el deseable y en este sentido siempre ha sido parte de nuestras preocupaciones el ponerlo en valor”.

En ese contexto, explicó que “el sistema de bibliotecas del Partido de General Pueyrredon está conformado por una red de unidades de información, gratuitas en su mayoría, o a las que se puede acceder por un costo muy accesible, todas las cuales tienen por objeto facilitar el acceso a los bienes de la cultura para todos los habitantes del Partido, ya sean artísticos, informativos, etc”.

Dentro del referido sistema el Programa de Bibliotecas Protegidas a cargo de la Dirección de Bibliotecas de la Municipalidad del Partido de General Pueyrredon, creado por ordenanza Nº 8986, consiste en la asistencia bibliográfica, técnica y administrativa a Bibliotecas instaladas en los barrios del Partido fundadas por las asociaciones vecinales de fomento y las entidades civiles sin fines de lucro. Cumplen con los mismos objetivos y actividades que las Bibliotecas Públicas Municipales.

A su vez, el concejal Balut Tarifa remarcó que “si lo que deseamos es que el vecino se sienta atraído a visitar las bibliotecas, favoreciendo intercambios culturales de calidad, debemos ofrecerle un servicio de excelencia y cercano a su territorialidad. Si bien, el cambio profundo requiere de una modificación de paradigma, aun dentro de los parámetros que se opera actualmente debemos subir el nivel de atención dándole al vecino lo que merece”.

“Las bibliotecas son parte de ese sistema que permite la difusión de la cultura y la preservación de esta como derecho humano básico, por lo que el Estado no solo debe conservarla y difundirla por un imperativo moral o ético sino por manda legal de nuestra ley suprema”, finalizó el edil.

Comentarios