Intiman a cerrar el predio de una planta abandonada

El Municipio exigió a los responsables que se realice el cerramiento donde funcionaba para evitar el ingreso de extraños. En otros operativos, se clausuraron otras dos plantas clandestinas de fileteado, constatando falta de habilitación y decomisando un total de 900 kilos de filet y merluza entera.

Por Redacción

jueves 19 de septiembre, 2019

La Municipalidad, a través del Departamento Pesca, y la Delegación Mar del Plata de Policía de Prevención de Delitos Ecológicos de la provincia intimaron este jueves a los propietarios de una planta abandonada en Diagonal Elpidio González 4836, para que se realice un cerramiento total del predio en donde funcionó Loba Pesquera.

La inspección se llevó a cabo en prevención de posibles inconvenientes para la población, producto de la posibilidad de eventuales escapes de gases de amoníaco en el lugar, que se encuentra en estado de abandono total. Se revisaron las instalaciones desmanteladas y se trató de constatar lo que habían denunciado algunos vecinos, como la presencia de personas que pernoctan en el lugar y que encienden fogatas, con el consiguiente riesgo que ello acarrea.

La actuación de agentes de la División Ecológica de Policía permitió comprobar que no había riesgo de escape de amoníaco.

CLAUSURAN DOS PLANTAS POR FALTA DE HABILITACIÓN

Por otro lado, personal del Departamento Pesca del Municipio detectó este jueves actividad clandestina en dos sitios: una vieja planta (aparentemente abandonada) ubicada en José Marti al 700 y en un domicilio particular en Irala al 4800.

En ambos lugares se constató falta de habilitación municipal o algún tipo de trámite tendiente a obtenerla. También se percibieron condiciones precarias o nulas de sanidad e higiene, falta de elementos de seguridad contra incendio o descargas eléctricas para protección de los fileteros y demás personas que allí desarrollaban su actividad.

Por tal motivo, se labraron actas de Constatación y Clausura. También se decomisó el producto elaborado en ambos lugares: un total aproximado de 900 kilos de filet y merluza entera, que fue destinado a la elaboración de harina de pescado. Posteriormente se giraron las actuaciones al Tribunal de Faltas.

Comentarios