Residuos voluminosos: denuncian “connivencia” de la 9 de Julio con empresas de contenedores

En el marco de una Jornada de Trabajo, comerciantes gastronómicos denunciaron diversas irregularidades en el servicio de residuos voluminosos en el distrito de General Pueyrredon. “Esto es un curro”, denunciaron en el recinto del Concejo Deliberante.

Por Redacción

lunes 23 de septiembre, 2019

Por Carlos Walker

“Los gastronómicos nos hacemos muchas preguntas pero no encontramos las respuestas. Estamos enojados. Nos obligan a poner contenedores y si no los tenemos nos mandan al Juzgado de Faltas para que nos apliquen una multa. Hay una especie de monopolio entre dos empresas. Es un desastre. Todo esto es muy raro. ¿Están esperando que vengamos con los contenedores a la municipalidad? Esto es un curro”.

Así lo denunció este lunes un comerciante gastronómico en una Jornada de Trabajo que se llevó adelante en el recinto de sesiones del Honorable Concejo Deliberante con el objetivo de debatir la necesidad de reducir los costos de implementación de la ordenanza Nº 20002, que regula los instrumentos básicos para la gestión adecuada de los residuos voluminosos generados por los comercios en el distrito de General Pueyrredon.

Fueron convocados a participar representantes del Departamento Ejecutivo, concejales, propietarios de comercios de diferentes rubros de la ciudad, integrantes de la Unión de Trabajadores del Turismo, Hoteleros y Gastronómicos de la República Argentina (UTHGRA), del Sindicato de Empleados de Comercio, de la Asociación Empresaria Hotelera Gastronómica (AEHG) y otras cámaras de empresarios.

Asistieron, entre otros, los concejales Mario Rodríguez (UCR), Cristina Coria (UCR), Angélica González (Coalición Cívica), Ariel Ciano (Frente Renovador), Marcelo Fernández (AM),Marcos Gutiérrez y Virginia Sívori (UC), y el defensor del Pueblo, Fernando Rizzi.

En el inicio de la jornada, los comerciantes presentaron una nota ante los concejales. En el texto, al cual El Marplatense tuvo acceso, los gastronómicos manifestaron que “pedimos la modificación de la ordenanza 20002 que contemple la modificación del artículo 2 en los siguientes términos: ‘Se define como residuos voluminosos aquellos que por su tamaño y peso –más de 50 kilogramos- no puedan ser retirados con el resto de los residuos por el servicio de recolección convencional y requerirán la utilización de camiones y equipos especiales”.

En la actualidad, todos aquellos generadores de residuos voluminosos (que superen los 20 kg) se encuentran excluidos del servicio de recolección de residuos domiciliarios contratado por la Municipalidad de General Pueyrredon. Y es el propio sector gastronómico y hotelero quien tiene que cargar con ese costo.

“Queremos que se dé cumplimiento a lo prescripto por el artículo 5 de la ordenanza en cuanto establece que la contratación de contenedores es opcional. En la actualidad, las empresas que prestan el servicio instalan los contenedores de manera compulsiva, con el consiguiente costo lo que además afea la vereda dada la emanación de olores, inutiliza las mesas y sillas cercanas al mismo ya que no quieren utilizarlas por los clientes, dificultan el estacionamiento”, recalcaron.

A su vez, los comerciantes reclamaron que se realice “un control adecuado de las tarifas que perciben las empresas prestadoras del servicio quienes las estipulan en valores fijados unilateralmente, donde adicionan el IVA, no obstante no corresponde por tratarse de un servicio público”.

Por su parte, la Dra. Paula Hernández, representante legal de los comerciantes gastronómicos, denunció que “hay dos empresas que instalan estos carros que son horribles. La empresa Transportes 9 de Julio tiene una actitud de connivencia con estas dos empresas, que le pertenecen. Están obligando a los comerciantes a que le paguen”.

“La empresa Transportes 9 de Julio, cuando ve en un comercio que el volumen de residuos que se sacó es mínimo, no los retira. Lo que genera mayor contaminación en la ciudad”, detalló la letrada.

Además, la representante legal también se refirió a la tarea de los Juzgados de Faltas. “Las multas de Mumare son exorbitantes, y no es así si firma López Martucci. Un comerciante tiene que perder dos días de la semana para resolver este tema. Se terminan resignando y optan por el pago voluntario. Es un sistema que se ha vuelto totalmente perverso para el comerciante”, puntualizó.

Mientras tanto, el concejal de la UCR, Mario Rodríguez, cuestionó el faltazo del presidente del Emsur, Eduardo Leitao, al encuentro que se desarrolló este lunes en el HCD.

“Me preocupa la ausencia de Leitao. Tiene que dar explicaciones. Nos consta que hay un guiño del Ejecutivo de que cuando se abre un comercio, sin saber la cantidad de residuos que enviará a la calle, deja de pasar la 9 de Julio  y atrás viene el inspector municipal para hacer un acta si no se contrata a una de las empresas de contenedores”, señaló el edil, quien consideró que “hay un incumplimiento de los deberes de funcionario público por no controlar a estas empresas que están prestando un servicio para el municipio”.

Comentarios