Arroyo busca reactivar la separación de residuos

El intendente elevó un proyecto de ordenanza al Concejo Deliberante. “Pretendemos lograr la adecuada separación de residuos en origen, permitiendo su recuperación y valorización, así como la disminución del transporte los residuos con destino a disposición final”, explicaron desde el Ejecutivo local.

Por Redacción

martes 24 de septiembre, 2019

En el pasado mes de abril, el intendente Carlos Arroyo vetó una ordenanza que establecía la puesta en marcha de “Puntos Sustentables” para cuidar el medio ambiente en Mar del Plata.

Al conocerse el mencionado veto, la Mesa del Basural vinculada a la Iglesia marplatense manifestó su “disconformidad” con la decisión del jefe comunal. “La medida fue sorpresiva, ya que hemos trabajado incansablemente con representantes de diversos sectores de la ciudad (industrias, organizaciones sociales, universidades, Iglesia Católica, sindicatos, entre otros) buscando dar respuesta a una gran deuda social que el partido de General Pueyrredon tiene con los recolectores urbanos”, remarcaron.

La normativa implementaba diversos lugares de recepción de residuos reciclables en puntos estratégicos de los barrios. El programa Puntos Sustentables creaba además la figura de “promotoras ambientales” para capacitar a vecinos, así como un centro de acopio municipal de residuos reciclables.

Ahora el intendente Carlos Arroyo elevó un proyecto de ordenanza al Concejo Deliberante que tiene como objeto regular la generación, manipulación, operación, transporte, tratamiento y disposición final de las distintas categorías de residuos, desechos o desperdicios considerados como Residuos Sólidos Urbanos (RSU) en el distrito de General Pueyrredon.

En el expediente, al cual El Marplatense tuvo acceso, el Ejecutivo local explicó este martes que con la iniciativa se busca:

-Lograr una minimización en la generación de residuos.
-Lograr el tratamiento ambientalmente sustentable de los residuos domiciliarios generados en el ámbito del Partido de General Pueyrredon y de todo residuo sólido urbano, proveniente de otro municipio con el que se celebre convenio para el tratamiento de los mismos.
-Lograr la adecuada separación de residuos en origen, permitiendo su recuperación y valorización, así como la disminución del transporte los residuos con destino a disposición final.
-Fomentar la separación de residuos en origen como una de las vías fundamentales para el cuidado del ambiente a través de programas educativos y de concientización destinados a toda la comunidad de residentes y turistas.
-Promover la separación y el compostaje y/o biodigestión de residuos orgánicos.
-Reducir los impactos negativos que los residuos pueden producir en el ambiente.
-Erradicar la existencia de microbasurales a cielo abierto.
-Formalizar los espacios de intercambio entre los actores involucrados en la recuperación, tratamiento y valorización de los Residuos Sólidos Urbanos.
-Promover el desarrollo de Planes de Inclusión Social que generen mejoras en las condiciones de vida y trabajo de los recuperadores y sus familias.

Además, se establece “todo generador de residuos sólidos urbanos y asimilables tiene la obligación de realizar la separación inicial selectiva de los mismos en origen de acuerdo a las disposiciones de la presente y adoptar medidas tendientes a disminuir la cantidad de residuos sólidos urbanos que genere”.

“Los RSU separados selectivamente en origen deberán ser colocados por los generadores de conformidad con las indicaciones de tipo, modo, tiempo y lugar que establezca la autoridad de aplicación para su recolección domiciliaria diferenciada”, se remarca.

Por otra parte, se determina que “las Plantas de Separación, Tratamiento y/o Valorización habilitadas por el municipio llevarán a cabo la recepción, clasificación, manipulación y tratamiento de los RSU recuperables, su acopio temporario y comercialización”.

“Los RSU que no resulten recuperados por las Plantas de Separación, Tratamiento y/o Valorización, serán descartados y remitidos al sitio que determine la municipalidad para su disposición final”, se detalla.

En el proyecto de ordenanza, se establece también que el Departamento Ejecutivo, a través de la Autoridad de Aplicación, deberá implementar y desarrollar un Programa Permanente de Educación Ambiental, el cual tendrá por objetivo difundir, concientizar, educar y capacitar a la población en general sobre el Programa de Gestión Integral de Residuos, basándose en la minimización, selección, reutilización, reciclaje y/o compostaje.

Además, el municipio promoverá las acciones de reducción, separación, reutilización, reciclaje, manejo y disposición adecuada de los residuos sólidos entre todos los sectores de la población, la industria y el comercio, etc., para lo cual utilizarán los medios de comunicación y recursos disponibles. “Dichas campañas deberán ser sostenidas en el tiempo a fin de alentar los cambios de hábitos en los habitantes de la ciudad”, se resalta en el documentación oficial.

Por Carlos Walker

Comentarios