El sector privado afirma que no puede garantizar el pago del bono de 5 mil pesos

La decisión del gobierno fue recibida con cierta incertidumbre, sobre todo por parte de las pequeñas y medianas empresas y del sector industrial. El Marplatense se comunicó con algunos de los representantes locales, quienes coincidieron en que, a pesar de ser necesario, será difícil de afrontar. 

Por Redacción

martes 24 de septiembre, 2019

El gobierno nacional decidió dictar el pago de un bono de 5 mil pesos para los trabajadores privados, cuyos detalles todavía no están completamente claros, aunque se sabe que será no remunerativo y en carácter de adelanto de futuras revisiones salariales.

En ese marco, El Marplatense se comunicó con representantes locales de empresas e industria, quienes coincidieron en que “es positivo” que los trabajadores puedan recomponer su salario, pero advirtieron que no saben cómo podrán afrontarlo todos los sectores.

En primer lugar, el presidente del Parque Industrial Ignacio Mesa expresó: “Vamos a ver en qué manera lo podemos cumplir, el acuerdo va a ser un esfuerzo importante que va a tener que hacer el sector privado en una circunstancia desfavorable, todo va a depender de cada sector y de la situación de cada empresa”.

“La situación financiera de las empresas no es buena y este bono, si bien puede traer un alivio, puede complicar las cosas. Los empresarios tendrán que hacer un esfuerzo para mantener la empresa y no perjudicar a los trabajadores“, agregó. En ese sentido, consideró que si bien se tendrá que hacer “un esfuerzo mayor” para compensar el salario del trabajador, “que está bastante deteriorado”, también se debería considerar el propio deterioro de las empresas.

Sobre el panorama general, lo definió como “complicado”. “Hay sectores que pueden absorber y transmitir el bono, el problema es que las pymes endeudadas soportan altas tasas de intereses, del 80% y eso perjudica la rentabilidad. Mas las caídas en el mercado interno, no es fácil”, expresó.

Estas medidas generales de 5 mil pesos para todos igual el impacto es diferente dependiendo del negocio de lo que uno vende. En el balance, a largo plazo empezamos a pagarlo con desempleo o inflación. El empresario lo traslada a costo y a precios, así que no solucionan el problema del salario y la inflación”, concluyó.

Por su parte, el presidente de APYME (Asamblea de Pequeños y Medianos Empresarios) Gustavo Casciotti dijo: “Este bono se ha realizado sin consultar a las entidades representativas de las pymes, pero es necesario y en definitiva reconoce la urgente necesidad que tienen los trabajadores de recomponer sus salarios”.

Según contabilizó, la pérdida de poder adquisitivo “durante estos cuatro años fue del 25% y el deterioro en lo que va del año es de cerca del 11%”. “Un bono de 5 mil pesos no logra recomponer la pérdida de capacidad adquisitiva”, manifestó.

Sobre la posibilidad de pagarlo, expresó: “Las pymes estamos en serias dificultades para pagar los sueldos, veo  altamente improbable que se puedan cumplir los pagos”.

“Desde las micro pequeñas y medianas empresas, desde Apyme, venimos denunciando la situación del sector, no solamente con claros diagnósticos sino dando propuestas para abordar la emergencia y para apuntar a las soluciones estructurales. Hemos hecho presentaciones en Nación y Provincia, sin haber recibido respuesta”, agregó.

“Es importante la recomposición del salario, pero las pymes no estamos en condición de abonarlo aunque reconocemos la importancia de poner dinero en el bolsillo de los trabajadores“, concluyó.

Finalmente, el representante de CAMECO (Cámara Marplatense de Empresas Comerciales y de Servicios) Juan Antonio Gutierrez se expresó de manera similar.

“Desde la institución comprendemos las circunstancias de los empleados y sabemos que los sueldos no alcanzan, pero la misma situación sufren las pymes, que están realizando todo el esfuerzo para mantener las fuentes de trabajo”, comentó.

Asimismo, consideró que “existe un verdadero riesgo de las pymes que hoy no pueden cubrir sus costos” a causa de una “enorme presión impositiva, inflación y tasas de interés bancarias obscenas”.

Por lo tanto, finalizó: “Se hace muy difícil concretar este bono extraordinario”.

Comentarios