Comerciantes afectados por los acampes frente al Municipio recibirán un descuento en las tasas

Se trata de 10 comerciantes que han realizado la solicitud y obtuvieron el beneficio sobre la extinción de pago de la tasa de Seguridad e Higiene del mes de junio. “Un mes es un alivio, pero es ínfimo a la pérdida que genera todo este tipo de protestas. Sería bueno que el Concejo tome cartas en el asunto y no lo delegue nada más al gobierno municipal de turno”,explicaron.

Por Redacción

miércoles 25 de septiembre, 2019

Comerciantes que se ven afectados por los cortes y acampes frente al Placio Municipal, serán beneficiados con un descuento económico en el pago del impuesto municipal a la tasa de inspección de seguridad e higiene.

En una reunión con el intendente Arroyo y parte de su gabinete, los comerciantes fueron notificados oficialmente del beneficio. El descuento será solamente por el mes de junio, en razón del acampe que se llevó adelante por organizaciones sociales el día 24, y que se extendió por una semana.

“El intendente lo hizo en función a lo que recomendó la ARM porque la ordenanza Fiscal e Impositiva, le permite al Ejecutivo otorgar una extensión de este tipo. Si hay una justificación adecuada y circunstancias que ameriten, en tanto los afectados reclamen, podrán darse una nueva extinción de esta naturaleza”, explicó el secretario de Gobierno, Alejandro Vicente.

Se trata de 10 comerciantes que han realizado la solicitud y obtuvieron el beneficio, aludiendo a que los cortes generaron molestias y prejuicios a su actividad.

Alfredo, uno de los comerciantes beneficiado, manifestó que esta medida les sirve “en una época complicada, pero es una solicitud que se viene tratando hace varios años con el intendente Arroyo”.

“La facultad del Ejecutivo nos dio un mes nada más de extinción, lo que se va a continuar solicitando al Concejo Deliberante una extinción permanente porque la problemática sigue“, detalló.

En este sentido, relató que la actividad comercial “es cero” cuando cortan la calle. “Ayer hubo un acampe con piqueteros con cara tapada y eso hace que la gente tenga miedo de circular por la zona. También dificulta el tránsito y la descarga de mercadería”.

“Un mes es un alivio, pero es ínfimo a la pérdida que genera todo este tipo de protestas. Sería bueno que el Concejo tome cartas en el asunto y no lo delegue nada más al gobierno municipal de turno”, concluyó.

Comentarios