Candidatos encabezaron un debate sobre la trata de personas

Se llevó a cabo en el recinto del Concejo Deliberante. Participaron Guillermo Montenegro, Gustavo Pulti, Alejandro Martínez, Marisa Zizmond, Pablo Zelaya Blanco y Maria José Sánchez. Arroyo, ausente.

Por Redacción

lunes 30 de septiembre, 2019

Candidatos a la intendencia de General pueyrredon encabezaron una mesa debate sobre la trata de personal. Los diferentes sectores disertaron y expusieron puntos importantes sobre la problemática que envuelve a la sociedad.

De la misma, participaron los candidatos a intendente Alejandro Martínez, Marisa Zizmond, Gustavo Pulti y Guillermo Montenegro. También estuvieron los candidatos a concejales Pablo Zelaya Blanco y Maria José Sánchez. Arroyo se ausentó y no mandó a ningún representante de su partido.

Alejandro Martínez, candidato por el Frente de Izquierda, remarcó que la trata de personas es “un frente lucha cotidiano” para su espacio. “Tenemos muy presente que las primeras leyes que se dictaron en este país contra la trata de personas en defensa de las mujeres fueron presentadas en 1913, y esta es una lucha contra la trata y la explotación en general”, señaló a modo introductorio.

“Somos una fuerza política que animamos con toda nuestra fuerza la lucha de la mujer, contra estos flagelos, por el derecho al aborto legal, por la ESI y todas las reivindicaciones, contra los femicidios. Hay que señalar que la trata de personas tampoco se restringe a la explotación de la mujer con fines de prostitución, estamos en una zona que todavía arrastra y seguirá la trata de personas con fines laborales, en la zona frutihortícola. Y rozando la situación, en el puerto”, sintetizó Martínez sobre la actualidad.

Asimismo, el candidato se refirió a la expropiación de la casita azul y apuntó que es una “victoria del movimiento de lucha”. Además, agregó que ese espacio “tiene que ser un lugar de refugio, centro integral de la mujer”, al tiempo que “no debería ser el único”.

Por su parte, Gustavo Pulti, candidato por Acción Marplatense destacó que “nadie se declara cómplice de la trata pero se lo es por omisión. Cuando llega el momento actuar se debe actuar”.

Asimismo recordó acciones que llevó adelante durante su mandaro en General Pueyrredon y destacó: “Esta ciudad logró que una concejal promoviera una ordenanza que garantizara un nuevo marco regulatorio para trabajar contra la trata en forma coordinada”.

“Sancionamos un decreto que dio un marco legal para muchas ciudades y fue un instrumento que nos permitió cambiar realidades. Un saldo de época es que no está más la casita azul haciendo de cara a todos, este tipo de celebraciones que ocurren por la inocencia de la mayoría”, agregó.

Por su parte, Marisa Zizmon, del frente NOS explicó que la trata de personas “es un crimen contra la humanidad y es la esclavitud del siglo XXI. En la actualidad a nivel mundial existen 12 millones de personas que son un negocio como las armas y las drogas. Esto es porque se compran y se venden una y otra vez y eso se da porque existe demanda y existe oferta, impunidad y también existe indiferencia”.

En esta línea, expuso que “existe la complicidad de policías, políticos de turno y la sociedad, al tolerar lo que no debiera tolerar. Las manifestaciones son con el trabajo infantil, la mendicidad que vemos de los niños, la compra de chicos que se da en la zona norte de nuestro país, algo que también se da por la falta de leyes de adopción en Argentina, el trabajo esclavo de adultos, la explotación sexual, la extracción y tráfico de órganos y tejidos humanos”.

“Todo esto se puede solucionar con educación, con afecto a nivel familiar y con no discriminación, la cual también viene por la pobreza, por la falta de una oportunidad digna de trabajo. Podemos decir también que la trata y explotación de personas implica la obtencion de ganancia a costa de los seres humanos, lo que convierte a las personas en mercancías, lo que les afecta en su dignidad y en su libertad”, finalizó.

El candidato a intendente por Juntos por el Cambio, Guillermo Montenegro, primero brindó un panorama mundial y señaló que “hay una economía ilícita en el mundo que se mueve a través de tres delitos: tráfico de armas, narcotráfico y trata de personas”, por lo que “hay que generar políticas públicas internacionales que generen un compromiso, que va más allá de lo que podemos impulsar y acompañar desde Mar del Plata”.

“Lo importante que hace la mesa es visibilizarlo. Todo lo que genera el cambio del paradigma de lucha contra la trata, lo vamos a tener que acercar a los barrios. No podemos esperar sentados que nos vengan a plantear los problemas. Además de la concientización y el cambio cultural, tenemos que estar cerca de quienes creemos que pueden sufrir estos problemas”, afirmó Montenegro.

En esa misma línea, indicó que “es difícil que alguien se anime a tomar la denuncia por miedo a las consecuencias” y “ahí es donde los funcionarios públicos tenemos que hacernos cargo del problema”.

Comentarios