El canciller Jorge Faurie confirmó que los diplomáticos de Nicolás Maduro deben irse del país

Dijo que tienen la visa vencida y que se lo están recordando. “Nosotros no hemos roto relaciones. Reconocemos que al Estado venezolano lo representa el presidente encargado Guaidó y su representante Trotta”, sostuvo.

Por Redacción

sábado 12 de octubre, 2019

El canciller Jorge Faurie confirmó que los diplomáticos designados por Nicolás Maduro en la Argentina ya tienen la visa vencida y deben regresar a Venezuela.

Esta situación se debe a que el ministro de Relaciones Internacionales dio la plena representación como embajadora de ese país a Elisa Trotta Gamus, la enviada por Juan Guaidó, el “presidente encargado” reconocido por la Argentina.

Varios de los diplomáticos venezolanos -que trabajan en la embajada de Luis María Campos 170- tienen la visa vencida. “Habiendo terminado su misión, deberían haber partido y estamos haciendo un recordatorio de esto. Porque las visas, los permisos de estadía diplomática, se extienden por un periodo de validez y, estando ya agotado, tienen que regresar a su país de origen. Eso es lo que estamos pasando revista en este momento”, sostuvo el funcionario en radio Mitre.

Faurie recordó que recibió las copias de estilo de las cartas credenciales que la embajadora de Guaidó le presentará a Mauricio Macri, según el protocolo

El canciller destacó, sin embargo, que Argentina no ha roto relaciones con Venezuela. “Los Estados mantienen relaciones entre sí, independiente de los gobiernos. Nosotros no hemos roto relaciones. Reconocemos que al Estado venezolano lo representa el presidente encargado Guaidó y su representante Trotta”, sostuvo.

Faurie recordó que el grupo de Lima procura presionar al régimen de Maduro para que respete los Derechos Humanos y termine con las muertes y ejecuciones ilegales, “que están claramente registradas por la alta comisionada de Derechos Humanos de Naciones Unidas Michelle Bachelet”.

Y alertó sobre la decisión de Argentina de dar la lista de todos los dirigentes que tienen fondos en el país que pudieran estar de manera encubierta. “La UIF tiene indicaciones desde hace varios meses de que todo dinero ilegalmente habido aquí de venezolanos está sujeto a un posible proceso de seguimiento porque es una operación de financiamiento extraña”, explicó.

Fuente: Clarín

Comentarios