10 Consejos para optimizar el tiempo

El licenciado en Economía y Conferencista sobre Liderazgo y Crecimiento personal, Maximiliano Hapes explica los pasos que tenemos que tener en cuenta para asegurarnos un buen rendimiento tanto en las actividades laborales como personales.

Por Gimena Rubolino

viernes 25 de octubre, 2019

Las demandas laborales y el uso de la tecnología producen una tendencia al multitasking, es decir a la realización de varias tareas en simultáneo.

Esto genera un mayor esfuerzo, gasto de energía y afecta la calidad del trabajo” afirma Maximiliano Hapes, licenciado en Economía y Conferencista sobre Liderazgo y Crecimiento personal.

Para obtener un buen rendimiento y no llegar tan cansados al final del día existen una serie de pautas que pueden ayudar a ordenar nuestras tareas y conseguir buenos resultados.

El tiempo es más valioso de lo que pensamos. Tener la capacidad de administrar el tiempo es un requisito valorado por los reclutadores” agrega el licenciado.

A continuación, los 10 pasos que Hapes afirma que tenemos que tener en cuenta tanto en nuestras actividades personales como laborales:

  1. Ser ordenado: Registrar todas las tareas en un mismo lugar ayuda a concretarlas en los tiempos adecuados.
  2. Objetivos claros: este punto es importante porque tenemos que poder diferenciar los deseos de las metas. Lo importante es registrar qué es lo que voy a hacer para cumplir el objetivo y anotar esa estrategia para poder llevarlo a cabo.
  3. Ser amigo de la agenda: se trata de pasar la lista de pendientes a las tareas que son más urgentes y registrarlas con fecha, espacio y lugar.
  4. Prioridades: una vez que estoy en mi trabajo para asegurarnos un mejor rendimiento es conveniente empezar por las tareas más urgentes y dejar las que no lo son tanto para después.
  5. Decir que NO: es necesario dejar a un lado la culpa y rechazar ciertas demandas o pedidos de compañeros y superiores. También aplica para invitaciones de familiares y amigos a las que simplemente no deseamos ir.
  6. No procrastinar: hay actividades que demandan un mayor esfuerzo y solemos dejarlas para más adelante. Se trata de apuntar al objetivo y hacerlas sin pensarlo tanto.
  7. Focalizar: es importante no llenarse de tareas. Siempre es preferible arrancar por dos o tres metas y a medida que se van cumpliendo ir por el resto.
  8. Apuntar a los resultados: muchas veces estamos perdiendo el tiempo, no nos concentramos y no hacemos nada. Para que los resultados lleguen necesitamos actuar y reconocernos cuando estamos en un estado de inactividad.
  9. Energía: existen personas que rinden más por la mañana y otras por la noche. Aprender a identificarnos en alguno de estos grupos puede ayudarnos a obtener un mejor rendimiento en nuestras tareas diarias.
  10. Evitar el multitasking: aplica también para actividades de índole cotidiana. Si estoy cocinando y hablando por teléfono es probable que se me queme la comida. Realizar de a una tarea por vez es clave para asegurarnos resultados favorables.

 

 

 

Comentarios