LLAMADO A LA SOLIDARIDAD

Perdió a sus padres en el choque de la ruta 11, termina la secundaria y busca trabajo

Facundo, de 21 años, afronta a la muerte de su madre y su padrastro tras el accidente ocurrido el pasado jueves cerca del peaje de Mar Chiquita. Actualmente está por graduarse del colegio y, a pesar de la tragedia, se presenta a rendir sus últimas materias para salir adelante. Junto a su hermana, intenta conseguir un empleo. Para colaborar: 223-5990877 (Paula).

Por Redacción

miércoles 13 de noviembre, 2019

El accidente ocurrido el pasado jueves en la ruta 11 en el kilómetro 473 dejó un saldo de dos muertos, una familia destruida y una sociedad conmocionada. Entre la tragedia, se encuentran Facundo, de 21 años, y su hermana, dos jóvenes que intentan, en medio del dolor, salir adelante.

La sociedad marplatense no fue indiferente a este infortunio. En pocas horas, una de sus maestras del secundario y una compañera de colegio comenzaron una campaña de ayuda, para acompañarlo a transitar este camino complejo. En diálogo con El Marplatense, la docente Paula Belisán comentó un poco acerca del llamado a la solidaridad.

"Estamos juntando alimentos para llevarle y que por este tiempo no tenga que preocuparse", comenzó, para luego agregar: "Este año termina la secundaria, entonces le armamos un currículum para que él pueda conseguir trabajo, porque esa es su necesidad más grande".

Antes del accidente, Facundo ayudaba a su padrastro en el trabajo. También acumula un poco de experiencia en changas, pero se concentra en sus estudios en el CENS 462 ubicado en Avellaneda y Santiago del Estero. Su maestra lo considera un chico muy aplicado. "Él tenía que rendir un recuperatorio ayer, yo no lo esperaba, por las circunstancias, pero fue y pidió rendir", resaltó, y agregó: "No solo dio el oral, sino que lo dio muy bien y me conmovió”.

Es una sumatoria de hechos. El día que Facundo tenía su colación, el día que marcaba el fin de su camino escolar, coincidía con el casamiento de su madre, ambos programados para diciembre. Había decidido ir al casamiento. “Cada uno canaliza el dolor como puede, él se presentó al colegio, fue a rendir, quiere terminar, lo veo tratando de superarse y salir adelante, con una actitud que le hace frente y por eso está bueno acompañarlo y ayudarlo a que siga en un buen camino”, siguió.

En el ámbito laboral, el joven tiene experiencia como repartidor, en atención al público en kiosco y como bachero. También se desempeñaba como ayudante electromecánico en ventilación y campanas.

Los que quieran colaborar, sobre todo con información u ofrecimiento sobre algún trabajo, pueden comunicarse con la docente al 223-5990877.

Comentarios