Basura: el contrato de la 9 de Julio aumentó más del 300 % desde que asumió Arroyo

Desde el 2016, el canon trepó de $45.688.950 a 142.888.404,43 pesos. Se multiplican las quejas por el mal servicio en los barrios. Desde el Concejo Deliberante piden la caducidad del contrato. Por Carlos Walker.

Por Redacción

jueves 21 de noviembre, 2019

Por Carlos Walker

El municipio de General Pueyrredon le sigue destinando cada vez más millones de pesos a la empresa Transportes 9 de Julio S.A. para llevar adelante el servicio de higiene urbana en los barrios marplatenses. El contrato de higiene urbana ya aumentó un 312% durante el gobierno de Carlos Arroyo. En cuatro años, el canon trepó de $45.688.950 a 142.888.404,43 pesos.

En enero de 2016, el jefe comunal firmó el nuevo contrato con la empresa Transportes 9 de Julio SA. Según el convenio, la firma que actualmente recolecta la basura seguirá al frente de esa tarea hasta el 2024. En aquel momento, se estableció un canon mensual de $45.688.950.

Tal como reveló El Marplatense, la firma basurera comenzó a percibir casi 143 millones de pesos mensuales a partir de agosto de este año. La empresa venía recibiendo una suma de $ 124.151.471, 25. En la documentación oficial, a la que tuvo acceso este medio, se refleja que la 9 de Julio solicitó una redeterminación de precios en junio de 2019, debido al incremento de los costos.

A través del reciente decreto Nº 2855, el municipio hizo lugar al planteo y el pasado 30 de octubre reconoció un incremento del canon que trepó a 133.348.308,19 pesos a partir de julio de 2019. Asimismo, el jefe comunal decidió subir otra vez el canon a $ 142.888.404,43 a partir del pasado mes de agosto.

En ese sentido, se le abonará a la empresa de residuos un monto retroactivo de $ 46.670.503,30 en concepto de diferencias por redeterminación del precio de los servicios prestados por el período comprendido entre el 1 de mayo y el 30 de septiembre de este año.

Ante las reiteradas denuncias de los vecinos por el pésimo servicio de la empresa basurera, la concejala de la Coalición Cívica, Angélica González, presentó hace un año un proyecto de comunicación para solicitarle al Ejecutivo local que rescinda el contrato con Transportes 9 de Julio S.A.

En ese contexto, la edil explicó que “se hacen evidentes las diferencias entre las exigencias del pliego que conforman las obligaciones a cargo del contratista prestador y el servicio efectivamente prestado por el concesionario”. Y remarcó que “el contratista a cargo del servicio incumple o presta en forma incompleta, defectuosa, incorrecta, deficiente o inadecuada las obligaciones a su cargo correspondientes al barrido mecánico de calles y avenidas”.

A su vez, la concejala de Lilita Carrió consideró que Transportes 9 de Julio S.A. no cumple “o presta en forma deficiente” la limpieza de playas y el sector costero; el mantenimiento del pasto corto y el lavado y barrido de veredas y playones. Además, detalló que desde la empresa basurera tampoco se instrumentan las “cuadrillas de respuesta rápida” que debería tener la empresa. Para la edil, una de las consecuencias de estos incumplimientos es la “proliferación de microbasurales”. En ese marco, la concejala propuso que el municipio se haga cargo de la higiene urbana hasta que adjudique el servicio en una nueva licitación.

Mientras tanto, el intendente Carlos Arroyo le impuso hace pocos días dos multas que treparon a un monto de casi 400 mil pesos a la 9 de Julio por diversos incumplimientos en el servicio de recolección de residuos en el Partido de General Pueyrrredon durante este año. No son las primeras multas que le son aplicadas a la cuestionada empresa en el 2019. Tal como adelantó este medio, el Ejecutivo local hace un par de semanas le impuso otra multa de 296.388,20 pesos a la firma basurera.

Comentarios