“Es vergonzoso porque tenemos que seguir portando pasaporte para ir a nuestro país”

Ante el primer vuelo hacia las Islas Malvinas realizado este miércoles, un sector de ex soldados combatientes manifestó su descontento. En el viaje no hubo ningún argentino: 11 ciudadanos de distintos países y 32 británicos

Por Redacción

viernes 22 de noviembre, 2019

Este miércoles partió el primer vuelo de Latam a las Islas Malvinas, desde San Pablo, con escala en Córdoba y sin ningún obstáculo judicial. Tras días de suspenso, el juez Luis Rodríguez rechazó la cautelar presentada por la abogada Valeria Carreras y que fue avalada por el fiscal Jorge Di Lello. En concreto, lo que decían los denunciantes es que el vuelo es producto del comunicado conjunto que firmaron las cancillerías de la Argentina y el Reino Unido, que ese comunicado es un virtual tratado y que debió pasar por el Congreso.

Por lo tanto, que se trata de una maniobra inconstitucional. El magistrado no convalidó la equiparación de aquel comunicado con un tratado. La consecuencia es que Gran Bretaña se afirma en Malvinas con vuelos que le facilitan, por ejemplo, el recambio de las tripulaciones de pesqueros, de la dotación de los petroleros y hasta del personal militar.

En el vuelo de este miércoles hubo 11 ciudadanos de distintos países y 32 británicos. La aeronave será brasileña. Uno de los argumentos del juez Rodríguez es que ya hubo vuelos, principalmente desde Santiago de Chile a Malvinas, con escala en Río Gallegos, todos desde que asumió el gobierno de Mauricio Macri, por lo que no se produce un cambio en la situación actual. Sin embargo, se trata siempre de empresas no argentinas, chilena y brasileña, con lo que se impone el veto del Reino Unido a Aerolíneas Argentinas o los vuelos originados en nuestro territorio continental.

Ante esta situación, justamente en el Día de la Soberanía Nacional, un grupo de ex soldados combatientes de Malvinas (Fundación Malvinas de Tierra del Fuego) manifestaron su descontento a través de un comunicado. El cual destaca que “nadie quiere aislar a una población en pleno siglo XXI, pero las condiciones de estos vuelos, autorizados por el poder ejecutivo de nuestro país, son indignantes, vergonzosas, humillantes y serviles”.

Y detalla: “Indignantes porque no se obtiene ningún logro, adelanto o apertura de negociaciones para resolver la cuestión de Soberanía; vergonzosas porque los argentinos tenemos que seguir portando pasaporte para ir en esos vuelos a nuestro propio país; humillantes porque los isleños impidieron que sea Aerolíneas Argentinas la empresa que realice los vuelos, así como también que fuera Buenos Aires la escala en Argentina. Y por ser, sobre todo, inaugurado el día de nuestra Soberanía Nacional; y serviles puesto que el verbo desinente del término asiste y reivindica solamente las apetencias del pirata ladrón y asesino”.

Y el comunicado finaliza abriendo interrogantes que llaman a la reflexión. “Los Veteranos de Guerra seguiremos denunciando toda acción que obre en contrario a la voluntad que el pueblo argentino manifiesta cada 2 de abril. Este es el último tramo para lograr el objetivo permanente e irrenunciable, ya que estamos a las puertas del año 2033, a casi 13 años de cumplir 200 años del robo e invasión militar de nuestro suelo a manos del pirata inglés. ¿Podemos celebrar la Soberanía? ¿Somos soberanos realmente, mientras tenemos usurpado un pedazo de nuestro suelo? Sin soberanía no habrá paz para vuelos, pesca, petróleo y cualquier otra depredación pretendida por Inglaterra sobre Malvinas.

Comentarios