El chofer del micro declaró que hubo una "falla mecánica" y se ordenó su detención

El conductor del micro que volcó ayer en la ruta 2 mientras transportaba a un grupo de niños hacia la costa se presentó ante la justicia esta tarde y negó haber utilizado el celular o tenido sueño mientras conducía. De todas formas, quedó aprehendido por "homicidio culposo".

Por Redacción

viernes 29 de noviembre, 2019

El chofer del micro que volcó el jueves en la Ruta 2 mientras transportaba a un grupo de niños hacia la costa declaró este viernes y aseguró la causa del accidente fue "una falla mecánica". Asimismo, negó haber utilizado el celular o tener sueño mientras conducía. Sin embargo, el fiscal de la causa ordenó su detención por  "homicidio culposo".

El vuelco dejó dos muertos y decenas de heridos, que evolucionan favorablemente. Esta tarde, el fiscal Jonatan Robert confirmó que pidió al juez la detención del conductor bajo el cargo formal de "homicidio culposo agravado en concurso real con lesiones culposas agravadas".

Robert señaló que el conductor, quien volvió a ser trasladado a la comisaría de Dolores desde la unidad fiscal 10 de Chascomús donde declaró durante una hora y media, introdujo la hipótesis de una "falla mecánica en la unidad que podría ser vinculada al sistema de dirección del rodado", informó Télam.

El fiscal comentó que los estudios preliminares accidentológicos que se realizaron "no marcan ese desperfecto", y dispuso una ampliación de las pericias mecánicas "para determinar en base a lo que dijo el imputado".

Maldonado "manifestó que un momento hubo un viento, que lo lleva hacia la mano izquierda de la calzada y pierde el dominio de la unidad, intenta esquivar la alcantarilla y eso da el vuelco, también menciona una explosión, pero la alude a un neumático lo que va a ser materia de nuevas evaluaciones mecánicas", informó el fiscal.

Robert aclaró que la declaración de Maldonado "se contradice con las pericias mecánicas" y que por eso se ampliarán esos estudios también sobre el volante del rodado.

Una fuente judicial explicó que el chofer sostuvo: “En el kilómetro 141 de la Ruta 2 hay como un puentecito y siempre lo paso del lado izquierdo porque tiene como un salto, tiene un desnivel la ruta en ese lugar y si se pasa por ahí, el neumático golpea y los pasajeros se despiertan”.

“Paso esa parte, lo voy a poner del lado derecho y siento que me lo saca al coche un viento, quiero corregir, se va de costado, lo trato de enderezar al lado izquierdo donde está la alcantarilla, trato de corregirlo de vuelta hacia el lado derecho y hace como una explosión el micro”, graficó.

El funcionario judicial detalló que durante su declaración el chofer se quebró en varias oportunidades y pidió perdón a las familias de las víctimas.

"Declaró que aparentemente tuvo una falla técnica en el volante del micro, y que por eso no pudo realizar la maniobra, se quebró y se largó a llorar varias veces", apuntó el fiscal.

En cuanto a los exámenes toxicológicos, informó que "están dispuestos para el día martes en la ciudad de Dolores", aunque el test de alcoholemia realizado tras el vuelco le dio negativo.

Por otro lado, el titular de la Fiscalía 10 de Chascomús informó que además del chofer, ya declaró el acompañante como testigo, tres adultos, y otro testigo que iba en moto circulando cuando ocurrió el accidente.

"El acompañante no relata las mismas cosas que el chofer", dijo el fiscal, quien indicó que en cuanto a la velocidad, el tacógrafo determinó que "desde que salió la unidad hasta el momento del accidente prima facie como un aproximativo, podría haber circulado entre los 92 y 98 km por hora sin perjurio de actuaciones posteriores".

El fiscal acusó al chofer de los delitos de "homicidio culposo agravado y lesiones graves agravadas" que prevén una pena de entre tres y seis años de prisión y la inhabilitación para conducir.

Comentarios