La Comisión por la Memoria denuncia falta de alimentos en las cárceles provinciales

El malestar por la escasa cantidad de comida que se destinaría para cada interno fue replicado en Mar del Plata. Fuentes locales aseguraron que faltan muchos víveres y que se abastecen en gran parte de donaciones. Tampoco hay dietas especiales para aquellos que, por problemas de salud, no pueden consumir lo mismo que el resto.

Por Redacción

viernes 6 de diciembre, 2019

La Comisión Provincial por la Memoria elevó un reclamo a la justicia por medio del cual denunció el faltante de comida en las cárceles bonaerenses. Fuentes locales del organismo aseguraron que en el penal de Batán "hay mucho malestar" por la escasez de comida.

En algunos casos, las viandas de los internos dependerían de donaciones de quinteros de la zona. De acuerdo con la CPM provincial, las licitaciones no se cumplen por falta de pago, mientras "el hambre crece". "El correlato directo son las graves afectaciones a la salud por una alimentación escasa, mala y desequilibrada, y en varias unidades penitenciarias, los detenidos comenzaron huelgas de hambre", agregaron, por medio de un comunicado.

En la mayoría de las inspecciones a cárceles realizadas durante el 2019, la Comisión constató que las personas privadas de la libertad padecen hambre. "En los últimos meses se agravó la falta o carencia completa de alimentos en los depósitos de las unidades penitenciarias, situación que ya fue reconocida por funcionarios de la justicia y autoridades carcelarias", relataron.

"La comida que hay es poca y de mala calidad, el resto no llega: en cada una de las cárceles inspeccionadas por la CPM confirmaron que, dentro de las licitaciones contratadas, hay faltantes de alimentos que deberían ser provistos de acuerdo a ese contrato, las empresas alegan falta de pago por parte de la Provincia", continuaron.

Otra de las problemáticas constatadas fue la falta de dietas especiales para los presos que, por razones de salud, no pueden consumir lo mismo que el resto. "Prácticamente no existe en ninguna cárcel de la Provincia, agravando las condiciones clínicas de estas personas que padecen VIH, diabetes, hepatitas, entre otros padecimientos", manifestaron.

El relevamiento destacó que es muy habitual la ausencia de frutas y verduras A y B por largos periodos, la carne y pollo llegan pocas veces y en algunas unidades penitenciarias, no hay queso desde hace un año. Leche, huevos, aceite o yerba pueden faltar por meses, aseveraron.

 

Comentarios