Envían $25 millones al Concejo Deliberante para pagar asesores de concejales

Así se refleja en un proyecto de ordenanza que elevó el intendente Guillermo Montenegro al Concejo Deliberante. El cuerpo legislativo está excedido en sus gastos desde hace varios meses.

Por Redacción

martes 17 de diciembre, 2019

Por Carlos Walker

El intendente Guillermo Montenegro elevó al Concejo Deliberante un proyecto de ordenanza para modificar el Presupuesto de Gastos de la Administración Central correspondiente al ejercicio 2019 por la suma de 25 millones de pesos con el objetivo de ampliar la partida presupuestaria referida a los sueldos de los asesores políticos de los concejales.

El Marplatense tuvo acceso a la documentación oficial. De acuerdo a lo que se refleja en el expediente, se trata un millonario monto que estaba destinado a “gastos para extracción de basura, limpieza y fumigación general de bienes municipales (edificios, oficinas, parques, vías de comunicación, etc.)”. Así se refleja en el presupuesto municipal 2019.

Desde hace varios meses, los asesores de los concejales no cobran sus salarios en tiempo y forma. Es un conflicto que estalló en la anterior gestión municipal.

Ya desde el Departamento Ejecutivo local enviaron al HCD un "salvavidas económico" casi 100 millones de pesos para destinarlo al pago de asesores de los ediles en el último trimestre. Sucede que, de acuerdo a lo establecido en el presupuesto bonaerense, los Concejos Deliberantes deben retrotraer de 3 a 2% los gastos del presupuesto total de la administración municipal. A pesar de la última reducción del 30 por ciento del personal político, el cuerpo legislativo marplatense continúa excedido en los gastos de los "módulos".

Cabe recordar que en octubre de este año, tal como reveló este medio, el exintendente Carlos Arroyo también elevó al Concejo Deliberante un proyecto de ordenanza para modificar el Presupuesto de Gastos de la Administración Central correspondiente al ejercicio 2019 por la suma de $ 69.527.966,12 con el objetivo de ampliar la partida presupuestaria referida a los sueldos de los asesores políticos de los concejales. Un cifra que estaba destinada a la construcción de obras del dominio público en los barrios tales como “calles, caminos y carreteras, plazas, canales, puentes y cualquier otra obra pública construida para utilidad o comodidad común”.

El gasto de la política en el Concejo Deliberante se coló en la agenda de la pasada campaña electoral. “Reduciremos la cantidad de asesores de los concejales. El ajuste lo debe hacer la política de una vez por todas”, anunciaba el ahora flamante intendente Guillermo Montenegro. Y subrayaba: “No podemos pedirles a los vecinos que hagan un esfuerzo y desde la política seguir despilfarrando”.

Comentarios