El gobierno analiza un aumento fijo para jubilados y empleados del sector privado

Las subas serán por montos fijos hasta que se defina el nuevo índice de movilidad. En cuanto a los privados, habrá un piso de aumento de suma fija, a cuenta de paritarias, que se definirá la semana próxima.

Por Redacción

sábado 21 de diciembre, 2019

En medio de la polémica por las jubilaciones de privilegio, que el presidente Alberto Fernández prometió discutir en las sesiones extraordinarias, el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, aseguró que pese a la suspensión por 180 días de la fórmula de la movilidad, en marzo todos los jubilados recibirán el aumento previsto y que se tratará de una suma fija. Mientras tanto, obtendrán el bono de $ 5.000 en diciembre y otro igual en enero quienes cobren el haber mínimo ($14.068), y proporcionalmente hasta un tope $ 19.067.

Las jubilaciones se van a actualizar cada tres meses. Todos los jubilados van a tener un aumento en marzo; eso está en la ley”, remarcó Cafiero, al reiterar la definición adelantada ayer por el jefe de Estado. Además, aclaró que no se tratará de aumentos porcentuales, sino de sumas fijas, lo que generará un beneficio mayor para los haberes más bajos.

La misma idea es la que primará en cuanto a la recuperación salarial en el sector privado. El Gobierno está trabajando con los gremios y con las cámaras empresarias para delinear, en base al marco habilitado en la Ley de Emergencia, de qué manera favorecer a los sectores con menores ingresos y que más perdieron con la inflación este año.

Un decreto de necesidad y urgencia que saldrá en los próximos días definirá los alcances, pero en principio, aseguraron altas fuentes oficiales, definirá un aumento de suma fija no remunerativa que funcionará como piso y que será a cuenta de las paritarias. Será generalizado, aunque todavía desde la cartera laboral no definieron el valor. Si bien había trascendido que oscilaría entre $ 6.000 y $ 8.000, el valor sería más bajo, ya que se aplica sobre los básicos y luego todos los adicionales ajustan sobre ese monto, dijeron fuentes oficiales. En el sector privado, esperan un valor cercano a los $ 5.000, pero no fue confirmado por el Gobierno. Podría ser incluso menor.

“Estamos viendo de qué modo negociamos un monto fijo en concepto de aumento salarial para los que quedaron abajo de la paritaria, con más rezago. La lógica es que eso sea en concepto de recomposición y será a cuenta de la paritaria. Estamos trabajando en ese acuerdo y viendo cómo lo llevamos adelante para que también sea algo que las empresas puedan pagar”, aseguraron desde el Gobierno.

El ministro de Trabajo, Claudio Moroni, esperaba tener definido para comienzos de la semana próxima los detalles del decreto, pero ahora esperan que sea posterior a la Navidad. Desde la cartera laboral aseguraron que todavía deben reunir información de algunas paritarias importantes como para definir el monto. Según agregaron, los que más han perdido fueron los rubros textil, calzado,e indumentaria. “Hay algunas paritarias con salarios básicos de $ 21.000, que quedaron muy alejadas de las de otros sectores. El concepto es que con esta medida estamos apuntando a los sectores que más abajo quedaron, ya que para los otros en realidad esta suma no va a ser efectiva porque su paritaria seguramente sea mayor", dijeron en Trabajo, al reafirmar que las paritarias seguirán siendo libres y que no se postergarán.

Entre los detalles que deben definir la semana próxima, el ministerio que dirige Moroni también debe resolver si el decreto establece el piso de aumento por tres o seis meses, explicaron las fuentes.

Fuente: www.infobae.com

Comentarios