Terminó el 2019, el año que sacudió de raíz a Latinoamérica

El territorio vivió un año lleno de convulsiones este 2019, entre desastres ambientales y conflictos políticos que afectaron la mayor parte de los países latinos a lo largo de estos últimos doce meses. A continuación, un repaso por algunos de los hechos más importantes.

Por Redacción

miércoles 1 de enero, 2020

Latinoamérica vivió un año lleno de convulsiones este 2019, entre desastres ambientales y conflictos políticos que afectaron la mayor parte de los países del territorio a lo largo de estos últimos doce meses. A continuación, un repaso por algunos de los hechos más importantes.

PROTESTAS EN VENEZUELA

Las primeras protestas de este año se concentraron en Lima y Caracas, luego de que Nicolás Maduro jurara el 10 de enero para el periodo presidencial de 2019-2025, en un acto no reconocido por la Unión Europea. Las marchas a favor y en contra proliferaron en el territorio, ocasionando levantamientos sociales y militares.

Al final, se registraron al menos 51 muertos y hubo más de 800 detenciones. El conflicto recrudeció cuando Juan Guaidó llamó al levantamiento contra Maduro en abril.

INCENDIO EN EL AMAZONAS

En las redes sociales, nadie fue indiferente a la etiqueta #PrayForTheAmazonas. El fuego se desató por razones que todavía son materia de investigación, concentrándose en territorio brasileño y extendiéndose luego a Bolivia y Perú. La selva amazónica ardió, ante los ojos del mundo, durante casi tres meses.

El foco principal comenzó a mediados de julio, tomó fuerza en agosto y se extinguió casi en su totalidad en septiembre. Para ello, requirió del accionar de cientos de bomberos latinoamericanos, algunos de los cuales fueron enviados desde Argentina. En total, se estima que se perdieron casi 17 mil hectáreas en Brasil.

ELECCIONES EN BOLIVIA

Las elecciones generales se realizaron el 20 de octubre, con el objetivo de elegir presidente, vicepresidente, diputados y senadores. La fórmula de Evo Morales en el partido del Movimiento al Socialismo se enfrentó contra el candidato Carlos Mesa de Comunidad Ciudadana. Al momento del recuento de resultados, la página oficial sufrió una caída, cuando al candidato opositor mostraba una ventaja.

Al momento de dar los resultados finales, 24 horas después cuando volvió a funcionar el sistema, Evo Morales había sido declarado ganador. La sospecha de un fraude electoral y el malestar general de la población desató el caos en las calles bolivianas, causando muertos y heridos durante semanas. Las protestas tomaron tal intensidad que Evo Morales tuvo que anunciar el 10 de noviembre que se repetirían las elecciones, luego de que se confirmaran irregularidades en el recuento.

Finalmente, Morales presentó su renuncia a la presidencia, tras una escalada en la violencia. Se refugió en México y posteriormente ingresó a la Argentina.

CONFLICTO EN CHILE

Las protestas se desataron el 18 de octubre en Santiago de Chile, luego de que entrara en vigencia el alza en la tarifa del sistema de transporte público de Santiago. Centenares de estudiantes organizaron manifestaciones públicas en los metros, que culminaron con graves incidentes e incendios en toda la capital.

Pronto, la protesta se expandió al resto de las principales ciudades, ganando masividad. Se sumaron otros reclamos, sobre todo acerca de las medidas económicas y sociales del gobierno de Sebastián Piñera, quien autorizó a las fuerzas de seguridad de Chile a reprimir las manifestaciones por medio de la fuerza. Tras centenares de heridos, muertos y destrozos incalculables, Piñera aceptó dar marcha atrás con algunas medidas y la conmoción se calmó.

Continúan las investigaciones por supuestos crímenes de lesa humanidad llevados a cabo por los Carabineros y otras fuerzas de seguridad. También hay denuncias contra el presidente.

PROTESTAS EN COLOMBIA

Oficialmente denominadas “Paro Nacional”, estas manifestaciones se desataron en noviembre en varias ciudades del país, a modo de repudio de las políticas sociales y económicas del actual presidente Iván Duque.

También se rechazó su manejo del conflicto armado con las FARC, la corrupción y la falta de protección a campesinos y pueblos indígenas.El conflicto llevó a toques de queda en las calles de muchas ciudades y escaló a enfrentamientos con la policía y a saqueos varios. En total, dejó un saldo de 3 muertos confirmados, más de 500 heridos y más de 200 arrestos.

 

Comentarios