torres y liva

Perdió todo en el incendio y pudo rearmar la biblioteca para su hijo

Paola, mamá de Luca, vivía en el edificio que se encontraba sobre Torres y Liva, perdiendo por completo su propiedad y sus pertenencias. Con todo el esfuerzo que significa el volver a empezar en medio de la angustia y el dolor, busco recuperar los libros favoritos de su hijo y la colaboración de la gente no se hizo esperar.

Por Redacción

lunes 6 de enero, 2020

Muchas son las personas que fueron afectadas por el incendio ocurrido en Torres y Liva, algunas de las cuales perdieron la totalidad de sus hogares. Tal es el caso de Paola, mamá de Luca, quien vivía en el edificio que se encontraba sobre el depósito incendiado, perdiendo su propiedad y sus pertenencias.

Debido al esfuerzo que le significo desde lo económico, mas allá de la angustia y el dolor de tener que comenzar de cero, tuvo como iniciativa, el pedir colaboración para poder volver a armarle la biblioteca a su hijo y recuperar algunos de los libros preferidos de su hijo.

La solidaridad de la gente no se hizo esperar y la respuesta fue muy positiva "el pasado sábado, le han regalado a Luca la saga de Harry Potter completa y permanentemente estoy recibiendo llamados de gente que quiere colaborar, como Jóvenes Solidarios, para saber que libros necesita Luca", manifestó Paola, en declaraciones a El Marplatense.

"Mi intención era armar parte de su biblioteca y gracias a Dios, se ha generado una gran convocatoria y hemos podido recuperar los libros que Luca mas quería, que son los de Harry Potter, y de a poco vamos recuperando el resto de sus libros personales", señaló.

Al ser consultada sobre como se encuentran con respecto a su vivienda "nosotros vivíamos en el edificio que estaba arriba de la distribuidora de Torres y Liva y nuestro departamento desapareció por completo, por lo que somos parte de las familias damnificadas que lo perdieron todo", afirmó Paola.

"Con mucho esfuerzo y trabajo estamos volviendo a empezar de a poco, tratando de recuperar todo lo que perdimos, como ocurre con tantas familias que han quedado en situación de calle, quienes están buscando un lugar para vivir y necesitan muchísimas cosas", aseguró.

"Gracias a Dios en este momento hemos conseguido muchísimas cosas, por suerte hemos podido alquilar una casa y lógicamente por una cuestión económica, con todo lo que implica alquilar una casa nueva, conseguir muebles y los gastos que conlleva todo esto, surgió la idea de pedir colaboración para poder conseguir los libros de Luca", señaló Paola.

Sobre su reacción al enterarse que perdía su propiedad con el incendio, Paola describió que "en ese momento, en el que se produjo el incendio, no nos encontrábamos en el departamento, gracias a Dios, pero si recibí varios llamados telefónicos de gente allegada donde me informaban del incendio que estaba ocurriendo".

"Al llegar al lugar nos encontramos con la policía, los bomberos y el vallado, por lo que ya no podía ingresar. Fue un momento muy impactante, de mucho dolor. Muchas personas que tuvieron que evacuar el edificio, estaban con ropa de cama, con una frazada y la sensación de haber perdido todo el sacrificio de una vida. Es un impacto muy fuerte y muy doloroso", se lamentó.

"Hoy con Luca estamos muy bien, ya estamos instalados y mi intención fue intentar recuperarle algunos de sus libros con la colaboración de la gente, que gracias a Dios, se ha movilizado muchísimo por mi hijo, por lo que agradezco a todas las personas que se comunicaron conmigo, haciéndome llegar sus intenciones de ayudar a Luca", concluyó Paola.

Comentarios