La nueva voz femenina del tango volvió a pisar el escenario de Espacio Clarín

Carolina Minella se presentó por segunda vez en el recinto de Alberti 1242 y ofreció un gran repertorio, en el que incluyó “Deshojando Margaritas”, canción compuesta por un músico marplatense.

Por Redacción

martes 14 de enero, 2020

Foto: Cristian Fuertes.

Carolina Minella nació en la localidad de Los Surgentes, provincia de Córdoba, y a la corta edad de 6 años comenzó a incursionar en el ámbito de la música, y a lo largo de todos estos años se ha formado con profesionales de alto rango tanto en lo musical como en lo actoral. Ha estudiado canto con las docentes Laura Fenoglio, Flora Yunguerman, Laura Hatton y Katie Viqueira.

Es Intérprete Superior de Música con Orientación en Tango, recibida en el Instituto Superior de Música Popular del Sindicato Argentino de Músicos, SADEM de la ciudad de Buenos Aires en el año 2008. Continuó ampliando sus conocimientos y formación musical con estudios de piano, guitarra, composición, armonía, expresión corporal, danza jazz, tango. Realizó como intérprete de jazz, bossanova y tango una gira por Francia, Italia y Suiza.

Y este martes abrió el escenario de Espacio Clarín, desplegando su repertorio y la calidez de su voz. Previo al concierto, dialogó con este medio y contó que este regreso a Mar del Plata la encuentra con “mucha expectativa y mucha alegría de estar por segunda vez. Es una alegría enorme encontrar este tipo de espacios que te brindan todo para desarrollarte y al que asiste gente de todo al país que se encuentra de vacaciones en Mar del Plata con la posibilidad de que te vean y escuchen”.

En relación a su 2019 y el 2020 que recién comienza, Minella destacó que “fue muy bueno, con el material nuevo, con mucho trabajo y diagramando el nuevo disco para el mes próximo. La temporada empezó hoy en Espacio Clarín, seguimos con varios festivales y comenzando a grabar el disco”.

Respecto a su predilección por el tango, Carolina confió que “de chica empecé a cantar tango, después me evadí con otros géneros como el jazz y bossanova, pero tuve que decidir qué estilo hacer en la Escuela de Música Popular y elegí el tango. También porque unifica la parte actoral ya que se fusiona muy bien con lo interpretativo. Ya ahora lo siento como un acto patriótico porque es nuestra música. Igual es una gran responsabilidad”.

Y también incursionó en la música francesa: “Estudié el idioma, tuve la posibilidad de vivir afuera y practicarlo. Además, la canción francesa me gustó desde siempre y creo que tiene que ver con una cuestión pasional que se puede fusionar con el tango”, expresó.

Desde hace algunos años, Carolina Minella interpreta en sus espectáculos una canción creada por el músico marplatense Ricardo Abadié. “Deshojando Margaritas me llegó en el 2015, versionado por otra banda y luego lo escuché a Ricardo. Me encantó la letra, muy sensible y contado desde el lado de una mujer. Como me gusta la fusión, que es mi formación por tener muchas influencias, que me hacen cantar tango desde un lugar particular. Deshojando provoca un quiebre con la fusión del tango y el candombe, porque estamos hecho de eso las nuevas generaciones. Respetar los estilos, conocerlos y después romperlos con fusión. Esta canción la busqué desde el lado de la mujer porque el tango tiene siempre al hombre como un pobre diablo, pero también la mujer puede contar sus falencias, sus carencias y hasta sus triunfos”.

Y sobre esto último, el cambio de género en la interpretación, Minella explicó que “depende qué se cante, se puede cambiar el género y abordar la historia, que al llevarlo al femenino puede modificarla. Son pocas las veces que lo he modificado, porque se debe respetar la historia contada por el autor”.

Comentarios