Torres y Liva: "Ha sido muy duro volver a reconstruir nuevamente una vida"

A un mes del incendio en el deposito ubicado en Rivadavia y 20 de Septiembre, los vecinos afectados, muchos de los cuales quedaron sin sus hogares, sufriendo perdidas totales, continúan tratando de rearmar sus vidas. Paola, una de las vecinas afectadas, manifestó que "el departamento en el cual vivía con mi hijo, quedó completamente destruido. Lamentablemente fue imposible recuperar algo personal".

Por Redacción

miércoles 15 de enero, 2020

A un mes de ocurrido el incendio en el depósito de Torres y Liva, ubicado en 20 de Septiembre y Rivadavia, son muchos los vecinos que continúan tratando de rehacer sus vidas, en cuanto a las grandes perdidas ocasionadas, las cuales en muchos casos, significaron la perdida total de sus hogares, como el caso de Paola, quien vivía en uno de los departamentos, en el edificio que se encontraba en la parte superior del depósito incendiado.

"Mi situación gracias a Dios es muy buena, ha sido algo muy duro para todos, poder volver a reconstruir nuevamente una vida. Desde lo personal, hemos podido con mi familia, conseguir un lugar para vivir y de a poco ir armando las cosas que se necesitan cotidianamente, como el mobiliario", señaló Paola, en diálogo con el programa "Antes que sea Tarde", por Radio Mitre Mar del Plata.

"El departamento que alquilaba, en el cual vivía con mi hijo de 11 años, Lucas, quedó completamente destruido. Yo vivía en la parte que da a la plaza, que fueron los departamentos que se vieron mas fuertemente afectados por el incendio. Lamentablemente fue imposible recuperar algo personal, ya desde el primer día en que se desató el incendio", destacó.

"Actualmente estoy viviendo cerca del departamento donde vivíamos, por lo que he pasado en varias oportunidades viendo que el lugar sigue sin ingreso, ya que la calle sigue vallada, por peligro de derrumbe. El edificio donde vivíamos es el que colapsó, el cual se encontraba sobre la distribuidora", detalló Paola.

"El día que ocurrió el incendio, gracias a Dios, ni yo ni mi hijo, estábamos en el departamento. Me avisaron por teléfono lo que estaba ocurriendo, por lo que me acerqué al lugar y para ese entonces las llamas ya habían alcanzado una magnitud muy importante y el edificio había sido evacuado", señaló.

Con respecto a la solidaridad de los marplatenses con respecto a quienes resultaron víctimas del incendio Paola, manifestó que "desde lo personal ha sido muy movilizador. He recibido muchísimos llamados ofreciéndome colaboración en todo, por lo que quiero agradecer por este medio quienes se han ofrecido para colaborar con nuestra situación y a la Municipalidad, que desde el primer minuto, nos brindó su apoyo".

Comentarios