Culpan al gobierno de Arroyo por tener que cobrar una tasa para financiar la educación municipal

Este lunes, el equipo de la secretaría de Hacienda de la Comuna presentó el presupuesto 2020 en el Concejo Deliberante. Jerónimo Rocatti, subsecretario de Economía, criticó a la anterior gestión por las demoras en la firma del convenio tripartito para solventar la educación municipal.

Por Redacción

martes 21 de enero, 2020

Este lunes, el secretario de Hacienda de la Comuna de General Pueyrredon, Germán Blanco, presentó el presupuesto municipal 2020 en la comisión de Hacienda del Concejo Deliberante. Estuvo acompañado por el subsecretario de Economía y Hacienda, Jerónimo Rocatti, y el titular de la Agencia de Recaudación Municipal (ARM), Sebastián Iglesias.

En el recinto del HCD, el titular de la cartera de Economía detalló que la “deuda flotante” que dejó el gobierno de Arroyo trepa a los 754 millones de pesos.  Por su parte, el subsecretario de Hacienda, Jerónimo Rocatti, cuestionó duramente a la anterior gestión comunal. “No hay superávit, como se hablaba en la campaña. No existe superávit”, afirmó.

A continuación, remarcó: “La bonanza financiera que tiene el municipio es por fondos afectados de cosas que no se hicieron. Hoy el municipio tiene muchos reclamos de cosas que no se han hecho y fondos insuficientes para atenderlas”.

Al mismo tiempo, el funcionario tildó de “desmedido y arbitrario” el aumento de tasas del gobierno de Arroyo en el 2019. “Hay que solucionar el problema de los aumentos desmedidos. Por eso proponemos un tope en la suba de TSU. Queremos cambiar lo que pasó antes con las herramientas que hoy podemos tener”, subrayó Rocatti.

Por otra parte, el secretario de Hacienda se refirió al incremento que sufrirá la sobretasa de Salud para hacer frente a las bonificaciones docentes. El tributo tendrá un agregado en el nombre: se sumará el término “Educación”.

“Se necesitan cerca de 260 millones de pesos para pagar la bonificación docente este año. La propuesta de adecuar la tasa de salud y educación tiene que ver con permitir financiar el sostenimiento del sistema educativo municipal, incluyendo la bonificación docente desde enero de 2020”, manifestó Blanco.

En ese contexto, Rocatti afirmó que el gobierno de Arroyo “no firmó hasta fines de noviembre la actualización del convenio tripartito para la educación municipal. Lo que se cobró el año pasado fue una gestión que hizo el actual intendente Guillermo Montenegro”.

“Era otra historia si ese convenio se habría firmado antes con las actualizaciones correspondientes. Hoy no encontramos con un convenio totalmente insuficiente con respecto a lo que se firmó en el 2009. El municipio hizo un reclamo que superó los 500 millones de pesos”, detalló el funcionario de Montenegro.

A continuación, Rocatti consideró que “si esos fondos se habrían percibido no habría necesidad de crear el adicional a la contribución a la salud”.  “Hay que buscar la forma de devolver los derechos que fueron de toda la vida y que en algún momento se quitaron”, finalizó.

Comentarios