Coronavirus en Italia: ya son 52 los muertos y hay más de 2000 contagios

Así lo establece el último informe divulgado este lunes por la Protección Civil italiana. Se agregaron  18 nuevas víctimas por la propagación del brote este fin de semana. La mayor parte de los contagiados se encuentran en la región de Lombardía.

Por Redacción

lunes 2 de marzo, 2020

El balance de muertos por el coronavirus en Italia ya alcanzó a 52 víctimas, de las cuales 18 fallecieron en las últimas 24 horas. Así lo informó el último balance divulgado este lunes por la Protección Civil italiana.

La agencia precisó que más de 2.000 personas han sido contagiadas con el virus, la mayoría de la región de Lombardía, en el norte de la península. Por su parte, 149 ya están completamente recuperados.

Los infectados con coronavirus son 258 más que los registrados en el balance del domingo, de los que la mitad están en cuarentena en sus casas sin síntomas, un 40% están hospitalizados y un 10% en cuidados intensivos, informó el jefe de Protección Civil, Angelo Borrelli.

La región de Lombardía, donde los diez municipios del foco siguen aislados en lo que se conoce como “zona roja”, sigue siendo la más afectada y los contagiados ascendieron hasta los 1.254, recopiló Infobae.

También aumentaron los fallecidos con coronavirus en esta región hasta los 38 (el balance de esta mañana los situaba en 31) y todas las víctimas eran personas de avanzada edad, entre los 81 y 94 años, y con otras graves patologías, informó el consejero de Salud, Giulio Gallera.

De los 1.354 casos positivos por coronavirus en Lombardía, 478 permanecen ingresados, 127 reciben cuidados intensivos en el hospital y 472 han dado positivo pero con síntomas leves.

La “buena noticia”, en palabras de Gallera, es que en Lombardía 139 personas con coronavirus ya han sido dadas de alta, dos de ellas procedentes de la “zona roja”.

Las otras regiones más afectadas son Emilia-Romagna con 324 casos positivos y Véneto, con 271, ambas en el norte del país.

Ante la propagación del brote, el primer ministro italiano, Giuseppe Conte, firmó un nuevo decreto en el que impone amplias restricciones en todo el país -al que dividió en zonas de acuerdo la gravedad de la epidemia- tendiente a disminuir la cantidad de casos y a tomar el control de la situación ante las críticas surgidas por el manejo que su administración hizo de la enfermedad. Entre ellas figuran desde el cierre de las escuelas hasta la imposición a las personas a guardar una distancia de un metro entre sí.

Comentarios