Viajes

El misterioso encanto de Lisboa en 5 de sus puntos más importantes

Lisboa ha ido ganando terreno entre los destinos turísticos más populares de Europa.

Por Redacción

lunes 16 de marzo, 2020

En los últimos años, Lisboa ha ido ganando terreno entre los destinos turísticos más populares de Europa. Es que su llamativa arquitectura clásica y su estilo no han pasado desapercibidos para los viajeros que llegan de todas partes del mundo. Lisboa es la capital de Portugal y una de las más antiguas de toda Europa. Paisajes imponentes y diversos, edificios encantadores y un sinfín de actividades y paseos.

Viajar a Lisboa es toda una aventura. Si te preocupa la cantidad de horas de vuelo, a no desesperar, porque diferentes compañías, tales como Iberia ofrece vuelos rápidos y con la mejor comidad partiendo desde Buenos Aires. Así y en tan pocas horas ya estarás disfrutando de todas las maravillas de esta ciudad.

Lisboa: actividades y recorridos imperdibles

La pregunta sería: ¿qué no podés hacer en Lisboa? Esta ciudad tiene todo lo que necesitás si buscás sumar una experiencia enriquecedora como nunca antes. Por supuesto, hay que saber por dónde empezar para no perderse, al menos, de los sitios más importantes. Aquellos viajeros que visitan por primera Lisboa deberían empezar por las siguientes atracciones.

Recorrido por el barrio de Alfama

Un auténtico viaje al pasado inundado de edificios históricos y una arquitectura tradicional. Caminar por las callecitas de este barrio casi que no se puede describir con palabras. Podés tomar un rico café en cualquiera de los pequeños locales de pastelería que se encuentran por la zona. Si buscás alojarte por Alfama, eso también será posible. Baixa, Barrio Alto y Chiado pueden ser tres excelentes opciones. Tal vez no encuentres cadenas de los hoteles más famosos , pero sí cabañas y hostales más sencillos.

Visita al Castillo de San Jorge

El monumento más conocido y símbolo de Lisboa. Se construyó en el Siglo V por los visigodos y cuenta con once torres. Por eso, se recomienda ir con mucho tiempo para poder recorrer el lugar con tranquilidad.

Monasterio de los Jerónimos + Torre de Belem + Monumento de los Descubrimientos

Declarado como Patrimonio de la Humanidad en 1983, el Monasterio de los Jerónimos se encuentra en el barrio de Belem y es de visita obligatoria si pasás por Lisboa. Construido en 1500 bajo el diseño del arquitecto Diogo de Boitaca. En ese mismo barrio, está la Torre de Belem, otro icónico de la capital portuguesa, y, sin dudas, de los favoritos de los aficionados de la fotografía.

Si hacés unos pasos te vas a encontrar con el Monumento de los Descubrimientos. Tiene 52 metros de altura y se construyó en 1960 en homenaje al navegante portugués Henrique el Navegante.

Oceanario de Lisboa

Siendo el segundo acuario más grande de toda Europa, cuenta con dos pisos en donde viven alrededor de 15.000 seres vivos. Sin dudas, una visita recomendada para familias con niños pequeños. También se puede visitar el Jardín Zoológico de Lisboa, ubicado muy cerca del Oceanario.

Puente Vasco de Gama

Con una longitud de más de 12 Km, se trata del puente más grande de la región. Une el sur con el norte de Portugal y la vista que ofrece es realmente imponente.    En cualquier zona que te hospedes, no te pierdas la oportunidad de viajar en los clásicos tranvías que recorren gran parte de la ciudad.

Bonus track: Sintra

Si tenés uno o dos días más para agregar a tu estadía en Portugal, entonces, no te pierdas la fabulosa ciudad de Sintra. Con tan solo un viaje en tren de una hora aproximadamente, estarás pisando uno de los pueblos más llamativos.

Es especialmente recomendado para aquellos viajeros interesados en conocer en profundidad la historia y la arquitectura de este país europeo, que combina diferentes estilos como el romántico, gótico y neoclásico.

La atracción más popular de Sintra es el Palacio de Pena. Construido en el Siglo XIX supo ser la residencia de la familia real portuguesa de Fernando II y María II de Portugal.    Pero eso no es todo. Asimismo, deberías darte un paseo por la Quinta da Regaleira o el Castelo dos Mouros.

Comentarios