Jóvenes de "Work and travel": cortar "la aventura" para volver rápido al país

Una de las jóvenes que debió renunciar a su empleo en Estados Unidos y volver a Argentina contó como se vivía la situación del Coronavirus en el extranjero. Además, destacó los controles en Ezeiza.

Por Redacción

miércoles 18 de marzo, 2020

Entre la gran cantidad de argentinos que se encontraban en el exterior hay muchos jóvenes que realizaron el llamado "work and travel", programa mediante el cual consiguen una visa de trabajo y empleo en Estados Unidos. Ante el anuncio del cierre de fronteras para los vuelos comerciales, todos debieron emprender un "operativo retorno" a gran velocidad, de un día para el otro.

Karin es una de las jóvenes que el viernes se encontraba trabajando normalmente y el sábado debió conseguir un vuelo para volver a Argentina. Vivió una sensación de "escapar de algo que no hiciste" para regresar al país y ya en su casa le contó a El Marplatense sobre la situación y los controles en los aeropuertos.

"Nos veníamos enterando por nuestros padres de cómo se vivía en Argentina. Siempre estaba la idea que iba a pasar... Pero el viernes, yo estaba trabajando a la mañana y me llama una de las chicas diciéndome que todas las de la casa se iban a ir porque iban a cerrar las fronteras. Que cuando termine de trabajar vaya que al otro día había que irnos. Lo primero que pensé fue 'yo no me vuelvo'. Allá estaba más tranquilo el tema, todavía estaba normal. En el momento seguí normal y fui a mi segundo trabajo. Llegué a la noche a mi casa y hablé con mis papás y resolví la situación para quedarme. Pero al otro día empecé a dudar", narró Karin a este medio desde su aislamiento.

Las dudas entraron luego de ver a todas sus compañeras regresar y a "todo el mundo" hablando sobre el Coronavirus. Por la mente de Karin pasó la realidad de estar en un país que no es el propio, el temor a quedarse sin dinero, el vencimiento de la VISA, estar alejado de su familia... Y finalmente, el toque final fue que el Resort donde ella trabajaba decidió cerrar por una semana para evitar la propagación de la enfermedad. "Ahí me decidí para volver. En ese segundo empecé a buscar el vuelo", afirmó.

Los contratos temporales de este tipo de visas duran hasta el 31 de marzo, la mayoría de los jóvenes regresan durante abril a Argentina. Esos vuelos programados para abril se cancelaron, por lo que tuvieron que conseguir otro rápido y a un costo mayor, ya que los precios habían aumentado.

Sobre la situación en los aeropuertos, Karin señaló que en Estados Unidos "había mucha gente con barbijos, constante alcohol en gel" pero ella "imaginaba algo peor". "La mitad de la gente tenía y la otra no. La gente tranquila, tomando cuidados, pocos con guantes. En Houston vi muchos argentinos en mi misma situación, chicos de mi edad también en work and travel", añadió.

"En Argentna, cuando llegué, había mucho personal con barbijo y guantes, lo primero que hicieron fue tomarme la temperatura y nos hacían tomar distancia. Después cuando salí, por ejemplo,  una señora tenía barbijo, se lo sacó y justo tosió... Ahí se acercó la policía a advertirle", concluyó Karin sobre los controles en Ezeiza.

Comentarios