“Ningún hundimiento más” exige que la pesca deje de ser una actividad esencial en medio de la pandemia

Familiares de victimas de naufragios rechazan que la actividad sea exceptuada del aislamiento social y obligatorio. Exigen cuarentena con goce de haberes, priorizando la salud por sobre la producción. “Lo esencial es la vida de los trabajadores”, fundamentan.

Por Redacción

miércoles 1 de abril, 2020

El sector pesquero fue considerado por el gobierno como una de las actividades que están habilitadas para seguir desarrollándose durante el aislamiento social y obligatorio. La medida fue aceptada por los empresarios y los sindicatos. Sin embargo, desde la Multisectorial “Ningún hundimiento más” emitieron un comunicado rechazando esta posibilidad y exigieron varias medidas, entre ellas que les otorguen el licenciamiento con goce de sueldo.

Según expresan “hace dos semanas, en el decreto anunciado se catalogó la actividad pesquera como “esencial”, siendo esto una defensa del mercado: el 95% de la producción se exporta. Los distintos gremios, que habían resuelto un “parate” de las flotas pesqueras, llevando a los trabajadores a quedarse en sus casas sin percibir salario, firmaron un protocolo junto al Ministerio de Trabajo para reactivar la actividad desde el 01/04.

Este protocolo vacío, no pone al resguardo la vida, solo propone, testeos previos muy precarios, sin condiciones de aislamiento posibles una vez embarcados. Solamente prioriza la reactivación productiva de cara a Semana Santa, para la venta a un mayor precio.

La mísera condición de salud está inscripta en un “Convenio Pyme”, en el caso de las plantas pesqueras, que permite a los empresarios y la burocracia sindical, administrar la miseria laboral de los trabajadores, quienes recibimos un salario paupérrimo camuflado con algún “plus”, así como una inestabilidad laboral que nos obliga a quedarnos en casa sin cobrar. Sin obra social ni cobertura de ART (incluso en caso de infección de COVID-19). Por un lado, los que se embarcan ponen en riesgo su vida; por otro, los relevos continúan sin percibir salario durante todos los días no trabajados: si no se pesca, no se come”.

Además de este rechazo y reclamo, también se expresaron con críticas a los referentes de los gremios que aceptaron continuar trabajando en medio de la pandemia. Este grupo de trabajadores entiende que hubo una “entrega de las cúpulas sindicales” y piden seguir “el ejemplo de los marineros relevos, conformando comités de emergencia que discutan un protocolo integral y un plan de acción para resolver la situación crítica de todos los obreros del pescado, en oposición a los protocolos patronales que se limitan a la distribución de alcohol en gel, guantes, barbijos de bajo costo y testeos que no revelan la posible existencia del virus”.

Por último, extienden los pedidos en varios puntos, entre los que se encuentran:

-Convenio colectivo de trabajo.

-Licencias con pago salarial total.

-Cobertura médica irrestricta.

-Distribución de elementos de higiene y kits médicos necesarios.

-Desinfección de los accesos a buques y todas las plantas pesqueras.

Comentarios