Cuarentena: preocupa la “descoordinación” de fuerzas de seguridad en Mar del Plata

De acuerdo a un informe oficial, al cual El Marplatense tuvo acceso, 70 mil vecinos transitaron este miércoles por las calles de Mar del Plata. Una cifra que ha encendido las alarmas en el sector sanitario. Surgen dudas sobre la eficiencia de los controles policiales en distintos puntos de la ciudad. En las últimas horas, estalló un escándalo de corrupción.

Por Redacción

viernes 10 de abril, 2020

Por Carlos Walker 

En los primeros siete días de abril se labraron 2332 actas por violación al aislamiento social preventivo y obligatorio en Mar del Plata. En el marco de  los controles en distintos puntos de esta ciudad, se secuestraron diez vehículos.

Estos operativos buscan evitar la circulación y permanencia en la vía pública de personas que no cuentan con la autorización correspondiente ni están dentro de las excepciones que contempla el decreto presidencial, restringiendo al mínimo posible ese número de casos, para cumplir con los fines preventivos-sanitarios de la normativa de emergencia.

Por su parte, el municipio anunció acciones de control vehicular en los accesos a Mar del Plata este fin de semana largo. En ese sentido, el intendente Guillermo Montenegro volvió a pedir que “no venga nadie” a Mar del Plata en Semana Santa, al tiempo que advirtió que los controles “van a ser inflexibles” en el marco de la cuarentena para prevenir el coronavirus. En Mar del Plata, ya se registraron dos muertos por la pandemia.

A pesar de estos operativos de control, se han encendido las alarmas en sectores sanitarios. “Estamos muy preocupados. Este lunes, hubo 50 mil marplatenses en las calles y este miércoles la cifra saltó a 70 mil”, así lo reconoció a El Marplatense un funcionario municipal con llegada directa al principal despacho de Luro e Yrigoyen. "Observo más movimiento en la ciudad y me preocupa", admitió el intendente Montenegro en ese sentido.

Al ser consultados por este portal de noticias, integrantes de sociedades de fomento y referentes territoriales coincidieron en señalar que “hay demasiada circulación en calles” en el distrito de General Pueyrredon.

“La realidad refleja un estado de relajación en plena cuarentena en varios sectores de la ciudad. En muchos casos, existe la necesidad de trabajar para llevar el plato de comida a la casa”, subrayan.

Existe una enorme cantidad de personas que vivían "al día" debieron pasar al confinamiento obligatorio sin recursos ni ahorros. Esos vecinos, no existen para el sistema burocrático estatal. Son invisibles y quedaron afuera del sistema.

CRISIS ALIMENTARIA

A mediados del 2019, el Concejo Deliberante declaró la “emergencia alimentaria” en el Partido de General Pueyrredon. En ese momento, la pandemia del coronavirus no aparecía en la agenda de las preocupación del planeta.

Organizaciones sociales ahora alertan sobre posibles "desbordes sociales" ya que se ha profundizado la “crisis alimentaria” en los barrios marplatenses tras el inicio de la cuarentena obligatoria. Esta semana, hubo piquetes con ollas populares en distintos sectores de la ciudad.

El Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec) difundió hace pocos días que Mar del Plata volvió a encabezar el ranking de desocupación del país al registrarse un porcentaje de 11,9 por ciento en el último trimestre del 2019. Además, el organismo nacional detalló que hay más de 160.000 pobres y 42.000 indigentes.

Durante la pasada semana, ya comenzaron a funcionar 30 comités barriales. Se trata de espacios con el objetivo de articular entre los barrios y las políticas de ayuda que se implementen desde el Estado. "Hoy la crisis alimentaria es peor que la sanitaria", advierten referentes de agrupaciones sociales.

Ante este complejo escenario, la Jefatura Departamental de Policía comenzó con operativos de prevención en hipermercados mayoristas y supermercados de Mar del Plata. De los procedimientos participa el Grupo de Policía Motorizada (GPM), Infantería y Caballería. Antes que finalizara el pasado mes de marzo, llegaron más de 100 policías a la ciudad para reforzar los controles en la vía pública.

CONTROLES PARA EVITAR LA CIRCULACIÓN SIN CONDUCCIÓN 

A su turno, un funcionario provincial fue más lapidario en el diagnóstico con respecto a los controles de las fuerzas de seguridad para evitar la circulación de vecinos en la ciudad.

“Este lunes, Mar del Plata tuvo alrededor de 50.000 personas circulando pero solamente hay  2 mil integrantes de todas las fuerzas de seguridad en los controles para se cumpla con la cuarentena. Los controles tienen que estar muy coordinados para que sean efectivos", remarcó y subrayó: "Con más circulación de vecinos, aumenta el riesgo de contagio. Se necesitaría el estadio Minella por día para demorar o detener a los infractores en esta ciudad. Además, hay que tener en cuenta además que la policía debe estar en los bancos, en los hospitales o patrullar los barrios".

En marzo, el municipio impulsó la conformación del Comité de Seguridad y Emergencia. En ese contexto, se anunció que el objetivo de este espacio es analizar y planificar las acciones con fuerzas policiales, de seguridad, Salud, Defensa Civil, y Poder Judicial en el marco de la emergencia sanitaria.

Sin embargo, desde los foros barriales de seguridad denuncian “una descoordinación” entre las fuerzas de seguridad en Mar del Plata en los operativos que se llevan adelante para que se respete la cuarentena en Mar del Plata.

No hay una voz de mando unificada, cada fuerza realiza sus propios controles en la mayoría de los casos. Falta que alguien coordine estos operativos, parece que hubiera diferencias entre las mismas fuerzas de seguridad”,  consideran.

A su vez, destacan que "no sirve que se lleven adelante estrictos controles al ingreso de la ciudad si después hay un monto de gente transitando en el casco céntrico y en los barrios. Da la sensación que algunos están trabajando más para la foto que para la prevención del virus”.

ESCÁNDALO DE CORRUPCIÓN 

Mientras tanto, estalló un escándalo de corrupción en las últimas horas. El jefe de la subcomisaría de Estación Camet, Marcos Alonso, fue detenido tras una denuncia en su contra por cobrar supuestas coimas para permitir la circulación de personas durante la cuarentena.

En la causa, caratulada por los delitos de "abuso de autoridad, violación a los deberes de funcionario público y exacciones ilegales", tomó intervención el Juzgado Federal N° 1, a cargo de Santiago Inchausti.

Comentarios