El Congreso sesionaría virtualmente

La vicepresidenta Cristina Fernández le pidió al máximo tribunal que indique si es constitucional sesionar de manera virtual. La oposición criticó la iniciativa y pidió que el Congreso vuelva a funcionar.

Por Redacción

domingo 19 de abril, 2020

La Corte Suprema habilitó este viernes la feria judicial extraordinaria y le pidió a la Procuración General que opine sobre el planteo que hizo la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner de establecer si es constitucional sesionar en el Congreso de manera virtual. A más tardar el miércoles próximo, la Procuración General, a cargo interinamente de Eduardo Casal, emitirá un dictamen al respecto.

La necesidad de que el Congreso sesione es una inquietud de muchos sectores de la política. Cristina Fernández de Kirchner presentó este martes ante la Corte Suprema un escrito en el que manifiesta su intención de debatir virtualmente y el pedido de aval constitucional para que los jueces definan la validez de sesiones vía teleconferencia.

El texto alude a la aplicación del artículo 30 del Reglamento de la Cámara de Senadores, el cual indica que “los senadores constituyen Cámara en la sala de sus sesiones y para los objetos de su mandato, salvo en casos de gravedad institucional”.

El pedido de priorizar la sesión virtual es para no poner en riesgo a más de 70 personas, muchas de las cuales pertenecen a grupos de riesgo, remarcaron en relación a los legisladores que superan los 65 años.

Desde la oposición rechazaron el planteo, por considerar que se trata de una injerencia de un poder a otro que "no corresponde". El senador Luis Naidenoff, de la UCR, y Humberto Schiavoni, del PRO  dijeron no compartir la afirmación de que el Senado de la Nación no puede sesionar de modo presencial.  En cambio, el senador Carlos Menem, respaldó la propuesta de Cristina Kirchner.

Otros, creen en la posibilidad de hacerlo de forma presencial. El jefe del bloque de diputados del PRO, Cristian Ritondo, remarcó que es urgente sesionar para discutir proyectos que se vinculan con la emergencia sanitaria y la cuestión económica. Citó como ejemplo la sesión que realizó la semana pasada la Legislatura porteña, que, en vez de reunirse en el recinto, lo hicieron en el Salón Dorado del mismo edificio, sentados en sillas separadas por la distancia obligatoria.

En este sentido el diputado radical Mario Negri lanzó la propuesta de sesionar en el Centro Cultural Kirchner, donde también existe el espacio necesario para tomar los recaudos requeridos, y subrayó: "Las instituciones tienen que funcionar porque el Congreso ha sesionado incluso en la guerra”.

Los legisladores también evalúan la posibilidad de sesionar en estadios o en complejos culturales como Teatro Colón o la Usina del Arte para reemplazar al Congreso.

Pero, además de Cristina, desde la Cámara de Diputados, Sergio Massa también está dispuesto a sesionar de manera virtual, presencial o mixta, y adelantó que tiene la firma de un acuerdo con ARSAT y con el Renaper para dar validación facial en caso de que se avance en un debate virtual.

Desde el interbloque de senadores de Juntos por el Cambio avisaron que, en última instancia, no se opondrían a una sesión virtual. Sin embargo, el reglamento de ambas cámaras impide sesionar de manera virtual, aunque tampoco permite el cambio de sede, con lo que se debería encarar una enmienda provisoria en la normativa.

Según la Constitución, cada cámara del Congreso dicta sus propios reglamentos, por ende lo que debería hacerse es una reunión presencial que aplique la distancia social y las características sanitarias para modificar el reglamento y permitir las sesiones virtuales para que el Congreso comience a funcionar.

El principal problema lo tiene Diputados con sus 257 integrantes, que requeriría de un lugar de grandes dimensiones para respetar las reglas. En el caso del Senado, con 72 miembros, se podría pensar en una alternativa similar a la de la Legislatura porteña, que tiene 60 integrantes.

Comentarios