Shoppings: uno de los sectores más castigados con 100 mil puestos de trabajo en riesgo

En Mar del Plata se tomaron medidas que contemplan el contexto con los locatarios, pero directa o indirectamente la crisis empieza a sentrise cada vez con mayor fuerza. Piden acompañamiento del Estado para paliar la situación.

Por Redacción

miércoles 29 de abril, 2020

El aisalmiento social y obligatorio dispuesto por el gobierno nacional golpea a muchos sectores de manera directa e indirecta. Uno de las actividades que presentan una fuerte crisis a poco más de un mes de la cuarentena son los shoppings.

El cierre de puertas en estos centros comerciales provocó la lógica falta de ventas y el ingreso cero en la facturación de los locales que los componen. En ese contexto, los dueños de los grandes centros comerciales del país están pidiendo medidas para asistir a quienes alquilan sus espacios.

En Mar del Plata, algunos como Los Gallegos Shoppings, no están cobrando el valor mínimo de los alquileres, comprendiendo que al situación general que viven quienes tienen sus comercios en el lugar.

"Como cobramos un porcentaje de las ventas en concepto de alquiler estuvimos de acuerdo en que no podemos cobrar el valor mínimo de cada contrato porque esta es una situación que nos supera a todos y va más allá de una cuestión comercial de los locales", explicó una fuente consultada por este medio. A lo que agregó "además necesitamos ayudarnos entre todo el sector para poder salir adelante cuando esto se reactive".

En ese sentido, los shoppings solicitaron a los gobiernos que los locatarios puedan acceder a créditos a tasa cero para poder afrontar los costos fijos de los locales, entre otras solicitudes a distintos organismos e instituciones.

Los referentes locales de estos paseos comerciales el tema de alquileres y expensas es más variado. Algunos lo siguen facturando y otros intentan postergar esos cobros para encontrar un mejor panorama.

Fuentes consultadas informaron a El Marplatense que todos han reducido lo cobrado en más del 50%, entendiendo que al estar cerrados los comercios no hay forma de afrontar los costos. También se buscó reestructurar varios servicios y tomar algunos rubros con personal propio.

Sin embargo, la problemática es similar al que se vive en todo el país y el panorama no es alentador ya que estiman que será uno de los últimos rubros en reactivarse. Entre los ejemplos que se exponen para contemplar el momento, aparece que no se contrata seguridad ni limpieza y demás rubros tercerizados, por lo que esas empresas se quedan también sin ingresos, en otra muestra de los efectos expansivos de la crisis.

En los últimos días, la Cámara Argentina de Shoppings Centers le envió un pedido al intendente Guillermo Montenegro en el cual se expresaba: "acompañando la presentación que efectuara la CÁMARA ARGENTINA DE COMERCIO, con fecha 20 de marzo de 2020 en otras jurisdicciones,  venimos a adherir a esa petición, destacando la imperiosa necesidad de adoptar rápidas medidas que permitan salvaguardar la existencia misma de las empresas y de más de los 100.000 empleos en todo el País, que directa e indirectamente dependen de nuestra actividad".

En consecuencia le solicitaron al jefe comunal: la reprogramación de los vencimientos de los pagos de tributos, incluyendo anticipos y pagos a cuenta; la suspensión de la aplicación de intereses resarcitorios y/o punitorios y multas; la suspensión de inicio y/o ejecuciones fiscales en curso; la suspensión de plazos en los requerimientos y fiscalizaciones en curso; la suspensión de inicio de nuevos requerimientos y/o fiscalizaciones; y, la reprogramación de los vencimientos de obligaciones formales y materiales".

 

 

Comentarios