De Mar del Plata a Alaska: el sueño a bordo de un Renault 4

Bautista es marplatense y junto con Lisa y su perro Rocky, austríacos, decidieron recorrer el continente americano. El viaje quedó en pausa por el coronavirus y debieron aislarse en la Patagonia. Las ansias de volver a la ruta siguen intactas.

Por Redacción

sábado 11 de julio, 2020

Por Manuel Straccia

Bautista, marplatense, junto con Lisa y el perro Rocky, de Austria, decidieron emprender un viaje por el continente americano en un Renault 4 modelo 84. Partieron de Mar del Plata a Usuahia, para desde allí iniciar la larga recorrida hasta Alaska. El sueño quedó paralizado por el coronavirus, que sólo hará que demoren en llegar al objetivo, porque la ansiedad de volver a la ruta aún persiste.

Simbali Expedition nació con ese ímpetu de viajeros de dos fotógrafos. Partieron en diciembre, pero la situación actual los obligó a frenar en Lago Puelo hasta que finalice la cuarentena por el coronavirus. En diálogo con El Marplatense, detallaron su travesía.

-¿Cómo nació Simbali y la idea de hacer esta expedición?

B: La idea del viaje nació en Austria, estábamos viviendo allá. Nosotros nos conocimos viajando, siempre teníamos el plan de hacer un viaje largo en algún vehículo. Un par de años atrás empezamos a olvidarnos, pero pusimos el resto en pausa para ir por el sueño que teníamos. Empezamos a planearlo y así fue naciendo un poco el viaje. Conseguimos el auto, lo fuimos haciéndole algunos arreglos hasta que llegó el momento de viajar a Argentina y empezar el viaje en Mar del Plata

-¿Cuánto habían calculado que iban a demorar desde su salida de Mar del Plata?

L: El 4 de diciembre salimos de Mar del Plata y 10 de enero entramos a Usuahia. Pensábamos que íbamos a hacer la ruta más rápido, pero después nos llevó más tiempo porque en nuestro viaje queríamos parar donde la gente nos decía que era lindo, que había lugares para conocer, paramos donde no sabíamos que íbamos a parar. Además eso hacerle arreglos al auto. Hasta Usuahia fue un camino de prueba y acomodarnos, para que estar cómodos con el auto, porque es un auto viejo que hace muchos ruidos y hay que conocerlo.

-¿Cuándo y cómo empezaron a escuchar sobre el coronavirus, hasta el punto que tuvieron que parar?

B: La primera vez que escuchamos sobre el coronavirus estábamos en Usuahia. Hablábamos con nuestra familia y nos enteramos por las redes sociales. Lo primero fue un rumor, que nos contaban que estaba en China. Mi familia nos recomendaba que no tengamos acercamientos y mantengamos distancia. Empezamos a salir, subimos y no volvimos a escuchar más del coronavirus hasta que ya estábamos por la carretera austral, donde conocimos otros viajeros, y la familia de esa pareja la llamó diciéndole que iban a cerrar las fronteras argentinas. Ellos en una 4x4, más preparados, volvieron a entrar a Argentina lo más pronto posible. Nosotros tardamos un poco más con el renault 4 pero lo hicimos. Cruzamos con lo justo, más que nada porque yo hubiera podido entrar, pero Lisa al ser extranjera no, entonces nos hubiéramos quedado en Chile, pero no era la idea. Cuando cruzamos para Argentina nos encontramos con nuestros amigos en un lugar para acampar cerca de Lago Puelo, sobre el río. Ahí fue donde acampamos, era algo provisorio y al final estuvimos un mes al lado del río. Así pasó el primer mes de cuarentena, después nos mudamos a unas cabañas económicas que es donde estamos pasando el invierno.

-¿Los desmotivó tener que haber frenado el recorrido?

L: Al comienzo pensábamos en pasar esas dos semanas, pero se renovó y cada vez se prolongó. Nosotros igual nos quedamos tranquilo y no nos desalentó para nada. Es así, no puede planear nunca todo, son cosas que pasan. Obviamente eso es algo grave que pasa en todo el mundo, no somos los únicos que no nos podemos mover, ni viajar. Aprovechamos este tiempo que nos toca ahora a trabajar con los videos que ya sacamos, entrenar al perro, y hacer todas las cosas que no podemos hacer cuando estamos en la ruta. Ahora nos toca eso y estamos contentos con estar en un lugar super lindo acá en la Patagonia. La gente nos trató re bien acá. Súper amables todos y estamos disfrutándolo. No nos desalentó para nada, obviamente estamos ansiosos y una vez que se pueda viajar al menos adentro de Argentina saldremos a la ruta.

-¿Cómo se portó el Renault 4 y cómo lo están cuidando?

B: Está bien, algunas cosas que le fuimos haciendo. Desde el primer día pasaron algunas cosas y fuimos conociendo el auto, pero no era una opción pegar la vuelta. Siempre fuimos metiéndole para adelante y avanzando. Se reparará en el camino, irán surgiendo otras cosas y nuestra meta siempre es de pueblo a pueblo o ciudad en ciudad. El renault 4 nunca nos defraudó, nos llevó al lugar donde queríamos ir. Super contentos de cómo se viene portando. Ahora extraña la ruta, está acá pasando un poco de frío. En buenas condiciones, no hemos tenido problemas mecánicos en general. Son detalles que no nos impiden movernos, revisaremos en algún futuro. Ahora estamos esperando que pase el invierno, dormimos en una carpa que se arma arriba del auto, y así no podemos salir. Esperamos que llegue la primavera y ver que pasa con las reestricciones, que el tema de covid mejore un poco y las condiciones sean más optimas para salir a la ruta.

Comentarios