De película: vivió en la calle, ganó $500 mil y la cuarentena lo sorprendió en Mar del Plata

"Fito" Frati, fotógrafo de rock nacional, apasionado por la escritura y ganador de los 500 mil pesos del programa "Quién quiere ser millonario?", le contó a El Marplatense qué hace durante el distanciamiento social, preventivo y obligatorio.

Por Redacción

domingo 12 de julio, 2020

"Yo estoy acá desde octubre, vine a escribir algunas cosas, para proyectos y demás. Estoy felizmente varado en Mar del Plata. Tengo una historia pasada con esta ciudad como la tengo con Punta del Este. Estoy bárbaro, tranquilo", contestó a El Marplatense Rodolfo "Fito" Frati, quien supo girar como fotógrafo con representantes del rock nacional y vivió en la calle, momento en el que ganó 500 mil pesos en el programa de televisión "¿Quién quiere ser Millonario?".

Vivió su infancia en la zona norte de la provincia de Buenos Aires, en la localidad de Florida, y fue al colegio con personajes reconocidos como el cineasta Juan José Campanella y el fundador de Red Solidaria y 7 veces postulado para el premio Nobel de la Paz, Juan Carr.

A pesar de que tenía planeado un vuelo a Uruguay para el 28 de marzo, decidió quedarse en la ciudad y explicó que a su padre, "médico, le prestaban departamentos en Mar del Plata por la zona de Playa Grande, y le encantaba".

"Veníamos con mi mamá. Son mis padres del corazón, yo soy adoptado, y es una familia que me dio muchísimo amor", expresó "Fito" Frati y de esta forma, el hombre que durmió en las calles de la zona norte del conurbano bonaerense, introdujo lo que está haciendo durante esta etapa de aislamiento por la pandemia de coronavirus.

"Siempre pienso que hay que ser muy especial para adoptar a alguien. Esto es parte de la historia que estoy escribiendo para un guión de teatro y para un libro", manifestó.

Y contó algo que influyó en esta escritura gracias a haber quedado en Mar del Plata por la pandemia: "Estoy parando en un hotel, -digamos que intenso-, con personajes muy particulares, y estoy escribiendo sobre eso".

"Pero creo que voy a cambiar de hotel", confesó Frati entre risas.

Además, indicó que tiene como 10 cuadernos en los que, aunque después transcribe a la computadora, escribe de forma manual.  "Cuentos de fútbol, infantiles, -porque a mis amigas parece que les cuesta hacer dormir a los niños-, poesía siempre", enumeró.

"Yo escribo y lo dejo macerar. Y varío entre diferentes géneros para despejarme, más en estos tiempos tan complicados", señaló.

Pero él se define "fundamental y esencialmente fotógrafo", y aseguró que está "mandando fotos al exterior". Sin embargo, la lista de caminos que eligió tomar Frati continúa: también estudió locución e hizo radio, última vez en 2016.

Y entre las diferentes aristas que supo tomar, la Psicología fue otra rama que eligió estudiar durante algunos años, pero dejó cuando falleció su padre, "cuidé a mi madre", expresó.

Sigue en contacto con el mundo de la música. "En mi vida los músicos son como una familia". Sin embargo, aclaró que no acudió a ellos cuando vivió en la calle: "La gente tiene sus problemas y no tiene porque hacerse cargo de los ajenos".

"Igualmente yo sentía muy adentro mío que yo mismo tenía los elementos y las armas para salir de ese momento, una sensación de esperanza y de fe", subrayó.

Lo dice sin resentimiento ni bronca de haberse quedado sin nada a raíz de "una estafa que hicieron mis abogados", señaló. "Sumado a la muerte de mis padres...", transmitió "Fito" Frati.

Y al contar otros sentimientos experimentados en aquella etapa de su vida, mencionó que "fue difícil pero no imposible. Las crisis son grandes enseñanzas. Nunca sufrí un episodio de violencia, alguna vez tuve algún problema pero nada importante", indicó.

"Tuve suerte, pero a la suerte hay que ayudarla. Alguien dijo hace muchos siglos: "ayudate y te ayudaré", reflexionó.

Por otro lado, Frati trazó un panorama "postpandemia" al consultarle por si planea llevar al escenario los guiones que está escribiendo. Dijo que sí, pero que sabe que "cuando se abra de nuevo el espectáculo va a ser totalmente distinto, cambiará el paradigma del mundo en todo sentido, por lo que será un desafío", manifestó.

"Igualmente no soy ansioso", expuso.

Pero confesó que durante los últimos días pensó: "Cuándo volveré a Punta del Este, cuándo iré a una cancha, cuándo iré a un teatro, cosas que vos decís: "Guau! Qué felices eramos y no nos dábamos cuenta", reflexionó. Pero al pasar, porque no dejó de mencionar lo sensible que lo pone "la gente que está en la calle".

"El otro día supe que mataron a una persona en esa condición. Son actos de un salvajismo extremo que yo no puedo comprender", lamentó.

Por último, habló sobre su paso en el programa "¿Quién quiere ser millonario?" y dijo que cree que "fue en otra vida, uno cree que fue un sueño". "Se sintió extraño", soltó pensativo.

Armado de experiencias, Frati evidencia que es un hombre resiliente, dispuesto a afrontar situación que se le presente, un auténtico hombre que "tiene calle"; y ahora pasa la cuarentena en Mar del Plata.

"Acá se está bárbaro. Aunque amo mi lugar en el mundo, que es Florida, estoy conectado con esta ciudad. Constantemente recibo amor", expresó Frati.

"Yo soy millonario de afectos", concluyó.

Comentarios