Comerciantes aseguran que "la demanda bajó y no alcanza para pagar la deuda creada"

A pesar de que el inicio de la reapertura fue positivo, según aseguraron desde el sector, reconocen que la reactivación todavía no fue total, ya que "la gente no tiene dinero y se siente".

Por Redacción

lunes 13 de julio, 2020

Hace 46 días que los comercios minoristas de bienes no esenciales están abiertos ininterrumpidamente. Si bien el comienzo de la reapertura fue positiva, según indicaron desde el sector, aseguran que la energía de la gente que salió a comprar los primeros días ya no es la misma, sumado a que la crisis económica impactó en cada bolsillo.

Además, el protocolo prohíbe que las personas se prueben la ropa, lo que también reprime las ventas, ya que te obliga a comprar algo que quizás después no resulte, más allá del talle.

Asimismo, el temor a volver atrás se acerca tras el último parte de salud emitido por la cartera sanitaria, que confirmó un récord de contagios en un día en Mar del Plata, con 31 casos positivos, dejando un total de 60 activos.

En la arteria comercial de Güemes, alrededor de 90 comercios cerraron desde que comenzó la pandemia y desde la reapertura, aseguraron que solo venden a un 20 o 25 %.

"Al principio se trabajó muy bien porque la gente estaba ávida de salir y de comprar, pero bajó la demanda porque la realidad es que la gente no tiene dinero, entonces se cuida mucho y se siente", manifestó María Liberatti, comerciante de esa zona comercial.

Sin embargo, agradeció poder estar abiertos, pero reconoció que "no alcanza para pagar la deuda que se creó durante los tres meses cerrados".

En cuanto a la imposibilidad de que Mar del Plata reciba turistas, Liberatti expresó que "hubiese sido muy importante". "En nuestro caso vendemos sweaters, por lo que en esta época estos fin de semanas largos son fundamentales, pero la gente no está", lamentó.

Respecto al aumento de casos, dijo que "como comerciantes y como personas lo preocupa es lo sanitario, pero si vamos para atrás va a ser nefasto para muchos locales que estamos remando y necesitamos tener abiertos".
Sin embargo, opinó que "la ciudad es muy grande y el mundo se mueve con estadísticas".
Por último, mencionó que "la conducta del público es muy buena", contrastando con la "prueba piloto" de reapertura, en la que hubo "algunos irresponsables", según señaló entonces el Intendente. "No tenemos que lidiar con gente que no usa el barbijo ni con que lo use mal, tampoco hay amontonamientos. La gente se acerca al punto sanitario y sabe que no se puede probar", concluyó Liberatti.

Comentarios