Joven busca testigos del accidente que la dejó con un grado importante de discapacidad

En junio de 2019, Magalí Ledesma tuvo un accidente cuando conducía su moto por el que debió ser intervenida ocho veces y le quedó la pierna más corta. Busca testigos para que la aseguradora se haga cargo de los gastos médicos y la rehabilitación.

Por Redacción

martes 14 de julio, 2020

El 29 de junio del año pasado, a Magalí Ledesma le cambió la vida por completo. Estaba transitando en moto por calle Chacabuco, pero al cruzar Chaco fue embestida por un vehículo y le destrozó la pierna. Por fortuna no tuvieron que amputarla y tras ocho intervenciones se la salvaron, aunque le quedó un grado de discapacidad para lo cual requiere rehabilitación.

Para ello, la joven de 23 años solicita comunicarse con testigos del incidente para presentarse a la aseguradora, que a un año, no se hizo cargo de los gastos médicos ni de la rehabilitación.

"Iba por Chacabuco y un auto que venía por Chaco me embistió y tuve fractura expuesta de pilon tibial y peroné, más un arteria anulada a la altura de la rodilla", relató Magalí en diálogo con El Marplatense.

Y continuó: "El paso lo tenía yo, pero cuando lo vi, ya lo tenía encima. La ambulancia no tardó nada y me llevaron al Regional, donde me dijeron que el hueso estaba muy comprometido y me tendrían que operar de urgencia. A su vez tuve que firmar un consentimiento por si había que amputarla".

Y respecto a la operaciones a las que fue sometida, la joven describió que "lo primero que hicieron fue limpiar el hueso, cepillar y colocar un tutor para sostener el tobillo, porque tenía la pierna colgando. Me dejaron en terapia tres días para que no agarre ninguna infección. Por suerte no la tuve, pero me volvieron a intervenir para volver a acomodar el tutor dos veces más. En una de esas tuvieron que limpiar la herida porque, aunque parezca mentira, finalmente se me infectó".

"En definitiva me operaron ocho veces, sacaron muestras, acomodar el tutor, mover huesos y lamentablemente la pierna me quedó más corta, lo que me impide desarrollarme en muchas tareas cotidianas", expuso.

En relación a la aseguradora, Magalí precisó que "desde un principio le pedí a la aseguradora que se hiciera cargo de los gastos médicos y me saquen del hospital porque ya se me había infectado. Dijeron que no, que me presente a hablar con ellos, pero no podía porque estuve dos meses internada".

Entonces el pedido se basa en que "necesito que las personas que estuvieron al momento del accidente se comuniquen conmigo para que salgan de testigo para apurar el trámite. La aseguradora tendría que haber pagado mis gastos médicos. Lo necesito ahora, antes que salga el juicio porque de eso depende mi rehabilitación".

En cuanto a esto último, la joven afirmó que "en marzo me volvieron a ver los médicos y me dijeron que no me iban a operar porque el hueso increíblemente había sellado bien, que era un caso en un millón, pero necesito una buena rehabilitación. Los médicos del Regional son excelentes, pero hay mucha gente que necesita asistencia y a mí desde febrero no me hacen una placa y nadie me ayuda en rehabilitación".

Y, por último, se lamentó al decir que "un año sin poder caminar y encima no puedo trabajar. Ya fui a dos entrevistas y por tener la pierna así no me tomaron. Ni me prueban para ver si estoy totalmente incapacitada para el trabajo que sea. Tengo 23 años y si no hago una buena rehabilitación y sigue pasando el tiempo, mi pierna va a quedar mal".

Para colaborar con el pedido de Magalí Ledesma, pueden comunicarse al 223.4399728.

Comentarios