¿Qué hay detrás del autosabotaje?

Muchas veces no salimos de la zona de confort por temor al cambio. Los motivos de esta conducta.

Por Gimena Rubolino

miércoles 15 de julio, 2020

Especialistas en Coaching y psicología definen al autosabotaje como: todas aquellas conductas que están relacionadas con él, son actos inconscientes que aparecen en los momentos que pueden suponer un gran cambio en la vida de las personas, sea del tipo que sea. Estas conductas tienden a obstaculizar la consecución de metas o logros mediante auto-manipulaciones inconscientes.

Es también un tipo de mecanismo de defensa inconsciente a través del cual la persona intenta evitar posibles sufrimientos futuros, situaciones de estrés o situaciones desconocidas.

El especialista en Coaching Omar Gómez afirma que “una cosa es manejar el miedo y otra distinta es que este nos maneje a nosotros”.

El autosabotaje y todas las conductas relacionadas con él, son actos inconscientes que aparecen en los momentos que pueden suponer un gran cambio en la vida de las personas, sea del tipo que sea” agrega.

Tipos de autosabotaje

  • Postergar: retrasar aquellas actividades que la persona debe atender necesariamente, reemplazandolas por otras menos significativas o más sencillas y atractivas. Tiene que ver con el miedo, aquellas cosas que las vemos como más grandes las dejamos para el final.
  • No finalizar las cosas: en estos casos la persona inicia un gran número de retos o proyectos los cuales acaba dejando a medias o, incluso, abandonando. Habitualmente, la persona tiende a dedicar numerosas horas de trabajo y esfuerzo, para luego desistir cuando está a punto de conseguirlo.

La explicación que se encuentra para este fenómeno es que si la persona no acaba este o cualquier otro proyecto, nunca tendrá que enfrentarse a la posibilidad de fracasar.

  • Perfeccionismo: bajo el escudo del perfeccionismo la persona encuentra la excusa perfecta para no avanzar, sin que parezca que realmente no sabe si quiere conseguir aquello por lo que está trabajando.
  • Excusas: la persona puede llegar a encontrar un gran número de excusas que le justifiquen no enfrentarse a cualquier cambio o posible riesgo.

Ejercicios prácticos

Omar Gómez explica que hay distintos recursos que podemos desarrollar para evitar el autosabotaje. Una forma muy efectiva es realizar un ejercicio en el que escribamos cinco recursos emocionales que tenemos a favor y cinco recursos emocionales de los que carecemos. Ejemplos: no creer en uno mismo, falta de proactividad, empatía, dedicación, paciencia, etc.

Conocer estas emociones nos permitirá crear una nueva relación con quien decides ser. Otro recurso muy útil es darse un mensaje empoderante, positivo por las mañanas. La mayoría de nosotros tendemos a tener pensamientos negativos durante el día, hacer este ejercicio nos ayudará a encarar las rutinas con optimismo” concluye Gómez.

Comentarios