Un bar, una planta de fileteado y un comercio fueron denunciados por fraude eléctrico

Un local de venta de artículos de limpieza, un bar y una planta de fileteado de pescado fueron detectados con fraude eléctrico por personal de EDEA. En todos los casos sus propietarios fueron demandados penalmente por los ilícitos, al tiempo que deberán pagar la energía consumida y no registrada. Durante los operativos de inspección que … Continuar leyendo "Un bar, una planta de fileteado y un comercio fueron denunciados por fraude eléctrico"

Por Redacción

miércoles 15 de julio, 2020

Un local de venta de artículos de limpieza, un bar y una planta de fileteado de pescado fueron detectados con fraude eléctrico por personal de EDEA. En todos los casos sus propietarios fueron demandados penalmente por los ilícitos, al tiempo que deberán pagar la energía consumida y no registrada.

Durante los operativos de inspección que diariamente llevan adelante operarios del área de Normalización de Pérdidas de EDEA, se pudo constatar que un local de venta de artículos de limpieza que funciona en Puán entre Pacheco y Acevedo, del barrio Colinas de Peralta Ramos, contaba con una conexión irregular que alimentaba el comercio desde instalaciones de acceso exclusivo de la empresa, lo cual además de ser ilegal presentaba un peligro para los ocasionales clientes y transeúntes del lugar.

Según detallaron desde la empresa, otro de los casos de fraude se registró en un bar ubicado en Córdoba entre Brown y Colón que, a pesar de encontrarse cerrado, consumía energía mediante una conexión directa trifásica a la red de EDEA. Cabe destacar que en este caso el personal de la compañía concurrió a partir de una denuncia anónima recibida a través de una de las vías de comunicación habilitadas por la empresa a tal efecto.

El tercero de los casos de robo de energía se verificó en una planta de fileteado, ubicada en Diagonal Santángelo al 1300, en la zona portuaria. Allí personal de la distribuidora de energía tras inspeccionar las instalaciones verificó que el medidor se encontraba con múltiples adulteraciones para que registrara sólo un pequeño porcentaje de la electricidad consumida por la planta.

Como es de rigor en todos los casos, una vez detectadas las irregularidades, se procedió de inmediato a normalizar el servicio y retirar las conexiones que ofrecían peligro en la vía pública.

Las acciones fueron llevadas a cabo con la presencia de personal policial, labrándose las actas que darán inicio a las acciones comerciales y penales pertinentes.

Responsables de EDEA indicaron que los operativos contra el robo de energía continuarán desarrollándose de igual modo, al tiempo que solicitaron a los vecinos que ante irregularidades o conexiones directas realicen las denuncias correspondientes en el Centro de Atención Telefónica, en forma totalmente anónima, llamando al 499-3332.

Comentarios