Los 5 pasos para equilibrar la alimentación

La especialista en nutrición y magíster en epidemiología Lina Varela nos explica qué podemos hacer para elegir opciones más saludables.

Por Gimena Rubolino

viernes 17 de julio, 2020

La mayoría de la gente siente un rechazo con la idea de ir a un nutricionista porque considera que le darán una dieta, donde tendrá que dejar de comer ciertos alimentos y elegir otros que no le gustan.

La especialista en nutrición Lina Varela, sostiene que a menudo percibe una actitud desanimada en el consultorio al momento de armar un nuevo plan de alimentación pero que no todo es tan malo, que solo se trata de encontrar un equilibrio y que es posible.

Las etapas del equilibrio

  • Aprender: lo primero que necesitamos es conocer los grupos de alimentos que existen, hidratos de carbono, proteínas, grasas, lácteos y que función tienen cada uno de ellos. “Una vez que sepamos a que grupo pertenece cada alimento estaremos en condiciones de empezar a elegir lo que necesitamos comer” explica Varela.
  • Compra inteligente: es otra parte importante a la hora de incorporar cambios. En una alimentación balanceada tienen que predominar los alimentos más naturales sobre los procesados. “Tenemos que aprender a optimizar el tiempo, hacer una lista y comprar con inteligencia. Cocinar por anticipado y freezar” agrega la especialista.
  • Flexibilizar el menú:otra de las cuestiones es no limitarse a comer una sola opción un determinado día, se pueden hacer intercambios de acuerdo a nuestras ganas o tiempo” explica la licenciada. Es importante medir las porciones, incorporar una buena cantidad de verduras y fibras (porque ayudan a controlar la ansiedad y regular el metabolismo) y responder a las señales de hambre y saciedad.
  • Comer sin restricciones: este punto es importante porque la mala relación con los alimentos se genera cuando la persona se genera muchas exigencias y prohibiciones con los alimentos. El cambio se debe hacer para sentirse mejor con uno mismo y las metas tienen que ser realistas, es decir, alcanzables en el corto plazo.
  • Nutrición-ejercicio: la actividad física es otro de los pilares para perder peso y nos va a indicar un balance entre lo que gasto y lo que consumo. Si la persona realiza mucha actividad física va a necesitar consumir mayor cantidad de hidratos de carbono. “Es importante saber que para bajar de peso debemos lograr un déficit calórico, los suplementos deportivos también son efectivos porque ayudan a reponer los tejidos de músculo” explica Varela.

El ejercicio físico también tiene que ser posible, algo alcanzable de hacer que esté dentro de las posibilidades y gustos de cada persona.

Conocer los “superalimentos”

Existen alimentos que son potencialmente beneficiosos para nuestro cuerpo, son alimentos funcionales que tienen muchas propiedades” agrega Lina.

¿Cuáles son?

  • Zanahoria.
  • Brócoli.
  • Tomates.
  • Cebolla.
  • Ajo.
  • Yogures (probióticos)
  • Semillas de chía.
  • Té verde.
  • Cúrcuma en polvo.

 

 

 

Comentarios