Tips para consumir más proteínas

La importancia de consumir este grupo de alimentos para preservar la masa muscular.

Por Gimena Rubolino

miércoles 29 de julio, 2020

Las proteínas son fundamentales para preservar la masa muscular que vamos perdiendo con el cambio de décadas. Los especialistas recomiendan consumir una buena cantidad de este grupo de alimentos todos los días y hacer entrenamiento de fuerza para evitar la pérdida de músculo, a pesar de la pandemia.

Ahora, bién, ¿de qué forma podemos aumentar su consumo?

El especialista en Entrenamiento y Nutrición deportiva Jorge Andrea sostiene que “la fuente de proteínas se puede cubrir con alimentos tanto de origen animal como vegetal y en promedio una persona de 60 kilos necesita 90 gramos diarios de proteína”.

Si queremos evitar la flacidez, no queda otra que consumir una buena cantidad de proteínas y hacer entrenamiento de fuerza” agrega.

Algunas fuentes de proteína

Origen animal

  • Huevos.
  • Carnes (pescado, pollo, cerdo, carne roja)
  • Atún.
  • Jamón, pavita, lomito.
  • Yogur griego.
  • Suero de proteína.
  • Leche de proteína.
  • Gelatina.

Origen vegetal

  • Tofú.
  • Frutos secos.
  • Bananas.
  • Quinoa.
  • Soja.
  • Avena.
  • Suero de proteína vegetal.
  • Mantequilla de maní.

Para incorporar estos alimentos se puede elegir por huevos revueltos en el desayuno con una rebanada de pan integral por ejemplo; algún corte de carne magra con verduras en almuerzo y cena y tortilla o barrita de avena durante la merienda.

Tips prácticos

El especialista Jorge Andrea sostiene que la constancia y la planificación son imprescindibles para lograr un cuerpo tonificado.

  • Elegir alimentos de buena calidad: es preferible elegir de colación dos claras o una banana que una barra de cereal o una golosina.
  • Vigilar la ingesta de calorías.
  • Evitar el picoteo.
  • Aumentar la ingesta de proteínas: a través de este grupo de alimentos obtenemos mayor saciedad, evitamos el picoteo y reducen la ansiedad por los dulces.
  • Evitar los alimentos ultraprocesados.
  • Hacer entrenamiento de fuerza.
  • Mantener una buena hidratación: funciona mejor el sistema digestivo y también el metabolismo.
  • Se pueden tomar batidos con suero de proteína después de entrenar.
  • Tener a mano en la heladera pollo cocido, huevos para saciar el hambre.
  • No llevar una dieta demasiado restrictiva: de ninguna manera se deben excluir hidratos de carbono, grasas saludables y algún gusto de vez en cuando.

 

Comentarios