Christophe: "Esta generación de cocineros hace de Mar del Plata una gran plaza gastronómica"

El cocinero francés que reside en Argentina desde 1989 y fue jurado de la versión argentina de MasterChef, habló en Radio Mitre Mar del Plata FM 103.7, en el marco de los 100 programas de "De Boca en Boca", y destacó la gastronomía de la ciudad, así como también sus paisajes y su cordón frutihortícola.

Por Redacción

domingo 2 de agosto, 2020

El cocinero francés Christophe Vladimir Bernard Krywonis, radicado en Argentina desde 1989, habló en Radio Mitre Mar del Plata FM 103.7, en el marco de los 100 programas de "De Boca en Boca", y halagó la cocina de la ciudad. "Esta generación de cocineros fabulosos hacen de Mar del Plata una gran plaza gastronómica", destacó.

"Hubo un renacimiento gracias a cocineros y pescadores que pusieron en valor un producto que es tan noble y tan local como el pescado", agregó después. Asimismo, mencionó al cordón frutihortícola que rodea a la ciudad: "Es impresionante. Yo cuando lo vi me sorprendí", señaló Christophe.

El cocinero, que también integró el jurado de la versión argentina de MasterChef, contó que suele venir a pasear y veranear a la ciudad, "tengo a mis amigos que van siempre". "La cocina de Mar del Plata tiene unas cosas maravillosas, realmente", reiteró.

Y volvió a destacar el crecimiento de Mar del Plata en el rubro gastronómico: "Yo que siempre me quejaba de conseguir el pescado fresco y no congelado, que en el momento era así, ahora encuentro más cosas, desde Pinamar hasta Mar del Plata", señaló.

"Amo recorrer esa parte de Mar del Plata que va hacia Pinamar, bordeando el mar. Qué lindo espacio tienen ustedes, qué maravilloso, la verdad, Mar del Plata", dijo Christophe con alegría.

Y confesó algo que "poca gente sabe". "Yo tenía el sueño de montar un restaurante en Chapadmalal. Para mí hay todo a nivel estratégico. Tenes los viñedos, el mar y bueno, la gente. Tiene todo para ser un lugar perfecto, para poner un restaurante con productos locales", manifestó.

"La gente que sabemos que conocemos desde Sarasa Negro hasta Lo de Tata. Esta generación de cocineros fabulosos hacen de Mar del Plata una gran plaza gastronómica", subrayó Christophe.

Además, contó que el domingo pasado cocinó con Ledda Barreiro, la titular de la filial local de Abuelas de Plaza de Mayo. Christophe hizo un vivo donde cocinaron un pollo al vino blanco y compartió historias de la lucha de Ledda por recuperar a su nieto. "Este día es un antes y un después de mi vida en la Argentina”, había revelado el cocinero francés.

Sobre Ledda, expresó que "es difícil contar algo tan noble y delicado, la historia es muy importante". "Está buscando a sus nietos y también a su hija y yerno desaparecidos", expuso.

"Lo que me impactó mucho de Ledda es su nobleza como persona y su forma de hacerte llegar una simple palabra como gracias. Es una gran palabra y una persona que te lo dice con todo el peso te hace sentir que cada gesto, cada cosa que haces son importantes, y para mí Ledda fue como un himno a la vida y al agradecimiento y las ganas de estar ahí", expresó Christophe.

"Mucha energía y de la positiva. No una cosa oscura, al contrario, es una persona alegre", dijo.

Por otro lado, habló del año en el que llegó a la Argentina, 1989, y lo contrastó con el actual: "Cuando llegue a la Argentina había 3.000% de inflación y la gente estaba más feliz que ahora. El 2001 igual fue un golpe fuerte. Pero hoy día veo a la gente demasiado triste. Eso está mal", dijo el cocinero.

Por último, habló de la pandemia y expresó que "reconectó con cosas realmente importantes y otras que son importantes, pero no tanto". "Es un tema estar encerrados pero es bueno saber que tenemos salud, es bueno saber que tenemos gente que nos cuida. Es bueno saber que lo más lindo son las cosas más sencillas, no tan ostentosas. Tomando un rico vino, cocinando un simple bife de chorizo y con familia, charlar con amigos", concluyó.

Comentarios